jueves, 31 de diciembre de 2009

CANTAR

Si aún me dejas que siga cantando

es que quieres que siga viviendo

cantaré mientras viva tu vida

por mi sangre cantando y batiendo

si no niegas mis versos entonces

es que puedo seguir escribiéndote

es que puedo entregarte mi sangre

es que puedo sentir tu silencio

si no niegas mis versos entonces

es que bebes la sangre que soy





Óscar Distéfano, poeta y músico paraguayo, ha musicalizado este poema que hace tanto tiempo que quería ser canción.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Un soneto para el blog. por Omar Fromm

La gran mentira
La eternidad es un coral ausente
debajo de un océano, un gemido,
un hilo azul del tiempo suspendido
que mana sin cesar pero no es fuente.
.
La eternidad se encharca en nuestra frente
y luce con un brillo retraído.
Mitad ciega de dios, mitad latido
disperso en el frondor de su corriente.
.
Es la nada que asoma en el presente
de aquel ayer por nunca establecido
y sangra en el futuro, de repente.
.
La esencia que no vimos de la nada.
El tiempo que no está y nos ha herido
con la incierta oquedad de su llamada.
.
Omar Fromm

presentación del libro GARABATOS EN EL AIRE

Se ha presentado el libro "Garabatos en el aire" en la sede de la Asociación Imagenes y Palabras en la Aldea del Portillo de Busto. Burgos. Recitando Antonio Molina, Daniela Bartolome y el autor Mikel Varas.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Ya está ZURGAI en la calle


Toda la luz



Toda la luz que de tus ojos nace
es negra como el sol, como una araña
cuya red poderosa y sutil todo lo aturde,
donde brillan las gotas de rocío,
donde el fuego y el frío se entrelazan,
donde, en pasaje de fulgor funámbulo,
lo que la sed captura vuela,
y electrizados día y noche son.

sábado, 26 de diciembre de 2009

De nuevo Blas de Otero

VI QUE ESTABAS - Blas de Otero
.
Volví la frente: Estabas. Estuviste
esperándome siempre.
Detrás de una palabra
maravillosa, siempre.
Abres y cierras, suave, el cielo.
Como esperándote, amanece.
Cedes la luz, mueves la brisa
de los atardeceres.
Volví a la vida; vi que estabas
tejiendo, destejiendo siempre.
Silenciosa, tejiendo
(tarde es, amor, ya tarde y peligroso)
y destejiendo nieve
.
Porque quiero tu cuerpo
.
Porque quiero tu cuerpo ciegamente.
Porque deseo tu belleza plena.
Porque busco ese horror,
esa cadena mortal,
que arrastra inconsolablemente.
Inconsolablemente.
Diente a diente,
voy bebiendo tu amor,
tu noche llena.
Diente a diente, Señor,
y vena a vena vas sorbiendo mi muerte.
Lentamente.
Porque quiero tu cuerpo
y lo persigo a través de la sangre y de la nada.
Porque busco tu noche toda entera.
Porque quiero morir,
vivir contigo esta horrible tristeza enamorada
que abrazaría, oh Dios, cuando yo muera.
.
Donde se habla de las flores silvestres
.
Desde luego, la vida
es una broma pesada. Y sin embargo,
el aire existe y el año diecisiete existe indestructible
y ella y yo hemos sin causa aireado días en Castilla
y junto al Cáucaso del Norte,
es que la vida no sabe lo que hace,
a veces falta a su palabra,
no es un río que rueda y refleja los árboles, las nubes
y desemboca a hora fija en el Atlántico,
sino un caballo violento, arbitrario, ciego
y sin embargo hermoso como un caballo,
y ella y yo lo llevamos asido duramente
lo mismo en La Habana, Kislavosqui o Bilbao,
y el aire revuelve las florecillas silvestres
y estalla la tormenta y corremos hacia la larga fachada
del palacio de invierno, donde la vida se mudó de ropa.
.
Blas de Otero.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Ya no quiero ser ni Sancho

Ya no quiero ser ni Sancho
Yo de mayor quiero ser mendigo.
.

Ayer me encontré con Sancho
camino de la alameda,
contaba sencillos cuentos
de sus sueños complacido,
era todo surrealista,
lisonjero, sencillo y tierno.
Se reía con soltura,
me resultaba hasta genio.
Su corazón era tierno.
Su altivez era serena.
Cabalgando entre los sueños,
luchando a viento y marea
Me contaba tantas cosas,
tantas historias tan bellas,
de las que siento de veras.
Sus sentidos son la brisa
que anuncian la primavera.
Ayer me encontré con Sancho
y me devolvió la sonrisa,
sus modales caballero,
con una franca sonrisa.
.
Molina
SED FELICES MIENTRAS PODAIS.

martes, 22 de diciembre de 2009

Christmas's song. Joaquín Sabina

Christmas’s song
Joaquín Sabina
.
No es verdad
que me dé náuseas la navidad,
me conmueven la madre y el niño, la mula y el buey,
lo que pasa es que estalla una bomba en la noche de paz,
lo que pasa es que apesta a zambomba el mensaje del rey.
.
El portal
de Belén es un zulo virtual
pero en vez de turrón este año me como un marrón,
unos hígados chumbos envueltos en papel albal,
y Gaspar en lugar de una bici me pone carbón.
.
Ojalá
no abrasara el calor del hogar
ni el pretexto que da el calendario para compartir,
lo que pasa es que tengo nostalgia de la soledad
¿cómo hacer si me da por llorar cuando toca reír?
.
Corazón,
no me quieras matar corazón,
sé de sobra quién paga, quién cobra, quién hace vudú,
quién satura el tacho de basura de tu cotillón,
san José se enfadó con el padre del niño Jesús.
.
Para ti
escribí este sol fa do re mi,
te lo vas a encontrar en el árbol de papá Noel,
cómo voy a decirte que no cuando sabes que sí,
que el cuscús sabe a grano de pus tatuado en la piel.
.
Satanás
es un capo llevando el compás,
infiltrado en el súper mercado de san Valentín
cuando adopta un cobaya le ofrece una raya de más,
me lo dijo un espejo más viejo que el treinta de abril.
.
Poema: Christmas’s song

domingo, 20 de diciembre de 2009

Poema navideño de Gloria Fuertes

María Madre

La Virgen, sonríe muy bella.
¡Ya brotó el Rosal, que bajó a la tierra para perfumar!
La Virgen María canta nanas ya.
Y canta a una estrella que supo bajar a Belén volando como un pastor más.
Tres Reyes llegaron; cesa de nevar. ¡
La luna le ha visto, cesa de llorar!
Su llanto de nieve cuajó en el pinar.
Mil ángeles cantan canción de cristal que un Clavel nació de un suave Rosal.
Gloria Fuertes

sábado, 19 de diciembre de 2009

Los montes, con su faz impresionante

el viento poderoso ruge, y trema
la tierra, con sus árboles alados,
y ya se van las hojas y las ramas
heridas por los aires, y dan vueltas
los álamos heridos, no hay por qué
desterrarse en el medio de la tierra,
sino dejarse en la corriente alada,
participar del día que comienza,
de la revolución del agua viva,
de la llama primera que aún murmura,
del funeral de todas las mentiras,
de la revolución dentro de un hueso
que aún es posible, y vive todavía,
que no deja de ser, a contratiempo
-a contradictadura y contramuerte-
porque en el corazón nace una espina
que ha de rasgar la muerte simplicísima,
que en las barandas de la luz se mece:

alma, sal, ve la luz, avanza ciega,
que la verdad sin un morir no llega.

viernes, 18 de diciembre de 2009

PAZ


He plantado en el huerto un olivo

esperando

que una tórtola nueva

refrene su vuelo, detenga su marcha

y construya en las ramas su nido.


He dejado un arriate de tierra sembrado de flores,

de unas flores nuevas, de nueva esperanza;

esperanza a que llegue el rocío y las llene

de nuevos colores, de colores vivos.

Que no sean las flores que adornan las tumbas;

que se extienda en el huerto reseco un aroma

que avive de nuevo el sentido.


Ahora mismo, en el justo momento

en que dobla el camino su ruta,

y un recodo me nubla la vista;

cuando suena tenaz la sirena

que anuncia que está cerca la hora en que parte

el último navío.


Te has sentado a mi lado en la hierba y, jugando,

han peinado tus dedos mis canas;

ha temblado tu aliento en mi oído.

Y he notado

que la única paz que me queda se encierra

en el cuenco breve de tu mano tibia.


He mirado al olivo y he visto

que la tórtola ha roto una rama y que vuela

orgullosa, sin plomo en las alas,

con la rama de olivo en su pico.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Alfonsina Storni

El ruego
.
Señor, Señor, hace ya tiempo, un día
soñé un amor como jamás pudiera
soñarlo nadie, algún amor que fuera
la vida toda, toda la poesía.
.
Y pasaba el invierno y no venía,
y pasaba también la primavera,
y el verano de nuevo persistía,
y el otoño me hallaba con mi espera.
.
Señor, Señor; mi espalda está desnuda,
¡haz estallar allí, con mano ruda
el látigo que sangra a los perversos!
.
Que está la tarde ya sobre mi vida,
y esta pasión ardiente y desmedida
la he perdido, ¡Señor, haciendo versos!
.
Alfonsina Storni

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Poemas premiados en en IV certamen Victoriano Crémer

Primer premio
“Hacia ninguna parte” – Manuel Terrin
I
No sabes, bella amiga, lo que duele invocarte
cuando rugen las sombras y se suicida el día.
Es llegar a ese punto donde acaba la vía
y el tren sigue avanzando hacia ninguna parte.
.
No sabes, luz del alba, lo que duele abrazarte
hoy que no tengo brazos ni mi sangre es la mía
y voy por el sendero de la melancolía
donde lloran los años y el dolor se comparte.
.
No sabes lo que cuesta viajar hasta tu altura
cuando mi vieja estrella, colgada en el olvido,
se apaga entre lamentos y sigue siendo estrella.
.
El corazón a veces tiene doble lectura
y se queda latiendo, después de fallecido,
en la espina más dura de la rosa más bella.
II
Mi río nunca riega la orilla de tu pecho
ni la flor de tus manos ni tu trono de diosa.
Sólo encuentro dos labios de sonrisa rocosa
y el pájaro sin alas que bendice el barbecho.
.
Hoy tengo el corazón en el lado derecho.
Tú lo sabes y callas con mirada piadosa.
Me duele contemplarte lo mismo que a una rosa
que malgasta su aroma suspendida del techo.
.
Debajo de los arcos de esta bóveda oscura,
de estos sueños ausentes, de esta luna viajera,
alguien navega a ciegas sin conocer el puerto.
.
Mis labios, si los mides, no tienen tu estatura
ni encuentro una pantalla que te contenga entera.
Para que tú me vivas necesito estar muerto.
III
A veces unos ojos, olvidando el olvido,
nos permiten amar lo que no amaron ellos:
leves huellas lejanas, armoniosos destellos
que prolongan las horas con el reloj cumplido.
.
Hosanna en las alturas. Miro cielo dormido
y nunca vierte luces que alumbren tus cabellos.
Muchas veces son cruces los sentimientos bellos.
Basta con que los mires con el ojo prohibido.
.
Hosanna en las alturas. Hoy cruzas el sendero
con la mente perdida bajo tarde cansada,
bellos labios mojados por la melancolía.
.
Para inventar un cuerpo hay que amarlo primero,
caminar a su lado, hacia la misma nada,
Y meterse en la sombra con distinta agonía.
IV
Lo que tiene sentido de este amor es la pena
que alimenta la hoguera y la convierte en brasa,
derramar sentimientos en la arena que pasa
y quedar para siempre convertido en arena.
.
Lo que tiene sentido de mi vieja cadena
es el perro amarrado que custodia la casa,
la voz nunca vencida, la que siempre fracasa,
matar dos corazones y no sufrir condena.
.
Aparta de tus ojos este fantasma mudo
que se echa a las espaldas su propia compañía
y hace del corazón un testigo de cargo.
.
Después de todo, amiga, quiero marchar desnudo
hacia ninguna parte, hacia el último día,
con los recuerdos dulces y el corazón amargo.
V
Si tú desapareces el júbilo es tristeza,
tristeza cada nube, tristeza mi camino,
la danza de los años, la flor del peregrino,
las almenas vencidas de vieja fortaleza.
.
Si se posan los sueños allá donde tropieza
la esperanza en la puerta de su propio destino,
es como el que se marcha por donde nunca vino
y se pone los labios detrás de la cabeza.
.
El hombre que no ama contra su vida peca.
El que se pisa el alma como camelia seca
avanza entre los muertos y deja de ser hombre.
.
No me pidas, por eso, que abandone tu playa
ni que escuche sirenas y tras ellas me vaya.
Sólo sé caminar a la luz de tu nombre.
.

SEGUNDO PREMIO
“Lejanas desesperaciones” — Elisabeth Carpi

Y sí, esto es el fin,
comentó mientras llenaba la copa
con un vino oscuro, oscuro de granates.
Conspiró
divagando contra la absurda paradoja del ateismo
y bebió,
después de admirar el atrevimiento de las uvas,
emborrachándose
con el alcohol suave y dulzón de aquella tarde.
Dijo,
que esto no era el fin,
sino el comienzo de la ausencia de su alma.
Ella seguramente andaba haciendo eses entre las guerras desatadas adentro,
en su sangre.
Y se tomó el olor para olvidar los olores de las chapas
y del agua que le trepó hasta sus rodillas
y del asco por el olvido sin tiempo.
Miró los muebles naufragando
mientras el río se llevaba la cornisa hecha de gorriones
y los balcones de enredaderas
y el jardín que tenía tres baldosas
y las ollas de lata.
Miró la copa un rato.
Es de plástico barato- se dijo a sí mismo- antes de tirarla al mismo río.
Entonces puso las manos en los bolsillos
y encontró el peso
esa moneda que tanto había buscado
para tirar a cara o cruz,
su vida.
.

TERCER PREMIO
“Quijote amigo” — Manuel Luque
.
Hace tanto tiempo ya,
Quijote amigo,
que no existen ni castillos
ni princesas encantadas
ni gigantes ni molinos
ni ínsulas Baratarias.
No, ya no existen ni atajos
ni senderos
ni caminos
ni polvo
que levanten las carretas
al huir de los bandidos.
No, Quijote amigo,
ya no existen, no,
de todo aquello
apenas queda nada.
Ahora están
los caminos desolados,
sin héroes ni escuderos
ni adalides
ni jabatos
ni andantes caballeros
que deshagan los entuertos
que componen los villanos.
.

PREMIO LOCAL
“Ese silencio” — Carmen Andrés

.
El silencio melódico que clama en mi universo,
Las palabras, las divinas palabras rescatadas,
Aquellas que nos hablan, del sonido y el tiempo,
Música para sentir, para dejar su poso en nuestras almas,
Silencio personal e íntimo, transferido místicamente
Hasta tú orilla, esas palabras arrancadas de la nada,
Desde el vacío de la totalidad y de la dualidad
De lo eterno y el ahora, son dádivas que te ofrezco
A través del pensamiento, es un silencio in escuchables
Pero que se siente, una armonía de silencio quieta
Que sobrepuja todos los impedimentos de este mundo,
Un lenguaje para conversar, a través de las ondas privadas
Del cariño,un idioma ulterior a lo físicamente táctil,
Un entendimiento, que cruza la barrera milenaria de lo eterno
Y que inconscientemente a veces, se puede leer
En un rápido destello de unos ojos, en una mirada,
O en la sonrisa de una boca enamorada,
Ese silencio, puede dirigir una conversación
Que aflora por encima, del tono monótono del mundo
Y queda adherida inexplicablemente al corazón,
El silencio incorpóreo, transmite sentimientos
Que son escuchados allende la distancia, remueven
Y estremecen, al remitente y al que acusa recibo
Y ante éste silencio vivo, de nada vale decir
Que estamos sordos.

FELIZ NAVIDAD, de parte de Ángela Figuera

Niño-dios

Villancico para cantar cualquier día del año.


TENEMOS que ir a verle.
Él es un niño-dios.
Nació en la casa apuntalada.
(No es Navidad en las iglesias.)
Él es un niño-dios.

Su padre gana poco y bebe mucho.
(Las varas no florecen en su mano.)
Él es un niño-dios.

Su madre va por las esquinas.
(Jamás ha visto ningún ángel.)
Él es un niño-dios.

No tiene cuna ni pesebre,
ni hay buey ni mula. (Sólo un gato.)
Él es un niño-dios.

No irán pastores a adorarle.
No habrá presente de los Magos.
(Falta la estrella que los guíe.)
Él es un niño-dios.

Hay mil herodes que lo acechan,
no hay un Egipto que lo acoja.
La cruz le espera a cada paso.
Él es un niño-dios.

Nació en la casa apuntalada,
es feo, triste y malpocado.
Pero tenemos que ir a verle;
besar sus pies desnudos
(acaso nos perdone nuestras culpas),
porque es un niño-dios.

Ángela Figuera.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Ganadores IV Certamen de Poesía Victoriano Crémer

Ganadores del IV Certamen de poesía organizado por la A. A. Viztoriano Crémer. Celebrado el 11 de diciembre 2009.
PRIMER PREMIO
Manuel Terrín Benavides
Albacete (España)

SEGUNDO PREMIO
Elizabeth Corina Carpi
Corral de Bustos Cordoba (Argentina)

TERCER PREMIO
Manuel Luque Tapia
Doña Mencia Cordoba (España)



PREMIO LOCAL
Carmen Andrés Ruiz
Basauri (Bizkaia)

viernes, 11 de diciembre de 2009

Segundo Premio Blas de Otero villa de Bilbao

La segunda edición del Premio de Poesía Blas de Otero-Villa de Bilbao ha recaído en la obra “Camino de Vuelta” del escritor aragonés Francisco López Serrano en la modalidad de castellano, mientras que la modalidad de euskara ha sido declarada desierta. El jurado, a pesar del descenso registrado en el número de obras participantes, ha destacado que este certamen “se mantiene como una referencia de calidad” en el panorama de la poesía actual.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Un poema de Sergio Oiarzabal

TOCATA Y FUGA
Con la palabra quisiste hacerte libre y con la palabra terminaste siendo reo. Cada cual elige la cuerda con la que se quiere ahorcar, y es mi voz demasiado vieja para morir. Es la que gimió con toda la fuerza de los aguijones al ser sepultada por estrellas, la que fuera de sí voló desnuda en los cánticos nómadas de los akelarres, la que ordenó la decapitación de los reyes en los palacios tomados, la que fue sacrificada y derramó su sangre en copas de viento, la que abrió el resplandor de cofres profanados por la melodía oscura de las lluvias, la que besó paisajes lejanos y jamás después quiso llegar a descansar en su sonido. No otra que la que ahogara en la carne la fe de su eco por temor a nubes iguales. Y la muerte saldrá ciega de mis entrañas hasta abrasar mi piel. Aquella tierra que brillará por un momento como un diamante, como una herida en la sombra, como un latigazo en el viento, con todas las distancias de los latidos, y todo yo seré su flor abierta, la que embriagará con el aroma de todos los amores que tuvo el mundo, y todo yo seré su flor abierta.
Sergio Oiarzabal

lunes, 7 de diciembre de 2009

Música de aldaba. Blanca Sarasua.


Posibles soluciones.

Entra un ego apestando a colonia
y se abanica con sus iniciales,
así que hay dos opciones:
hacer un curso rápido de palafrén censuario
o vacunarse contra la estulticia

B. S.

Cuando uno termina de leer el libro Música de aldaba, de Blanca Sarasua, no puede por menos que sentir como una bocanada de aire fresco que le reconforta y le devuelve la fe en la poesía. Ella ha conquistado la gran dificultad de la sencillez. Sin retóricas apabullantes, sin imágenes truculentas, sin pirotecnias, su “verso fluye de manantial sereno”.
Como las palabras son el vehículo en el que viajan las ideas, cuando las palabras son claras, precisas, exactas, las ideas viajan cómodas y se muestran directas a la vez que profundas. Así ocurre con Blanca Sarasua.
Como la poesía también se escribe desde la envidia, no tengo ningún reparo en admitir que, a mí, cuando aprenda a escribir, me gustaría hacerlo como lo hace Blanca Sarasua.

JUNTOS




Esta tierra, este tiempo, esta espantosa podredumbre
que me acompaña desde que nací
(porque soy hijo de una patria triste
y hermosa como un sueño de piedra y sol; de un tiempo
amargo como el poso
de la historia):
esta tierra, este tiempo que tiran de mis pies
hasta arrancar los huesos a mi esperanza última,
¡ah, no podrán, jamás podrán vencerme,
porque mi mano se me va y se agarra
a otra mano de hombre y a otra mano
que me encadenan, madre inmensa, a ti!



De: Pido la paz y la palabra



BLAS DE OTERO

Poema en video: Juntos de Blas de Otero por Ketama

domingo, 6 de diciembre de 2009

Presentación del libro MÚSICA DE ALDABA

Presentación del libro
“MÚSICA DE ALDABA”
de la poeta Blanca Sarasua
(Premio San Juan de la Cruz 2009)
que se celebrará dentro de la tertulia de la
Asociación Artística Vizcaína,
el día 15 de Diciembre a las 19,30 horas,
en el Hotel Barceló Nervión.
C/ Campo de Volantin 11. Bilbao.

Un poema de Antonio Molina

¿Es posible el amor?
.
Cuando un corazón se agrieta con el paso del tiempo.
Escondido entre lagrimas, perdido entre los riscos.
Aterido de frío. Azuzado por seres que no sienten su sonido.
Cuando el cuerpo se aploma, se abandona y se duerme.
Cuando el hombre se encuentra solitario y vacío.
¿Es posible el amor? ¿Es posible la vida? ¿Es posible soñar?
¡Que alguien me responda! ¿Por favor? ¡la verdad!
Que difícil la vida sin amor que llevarse a la boca.
Sin que nadie comprenda lo que implica un querer.
Se te seca la boca. Se entumece la mente.
Mueren los sentimientos. Te olvidas del placer.
La vida ya no es vida. La muerte es el presente.
El futuro es de hielo, se derrite con el sol.
¿Cómo poder soñar? ¿Cómo poder vivir?
El amor necesario. Supera la ficción.
Te ayuda a convivir con algo de ilusión.
Cuando el amor te atrapa, atrápalo con pasión.
Que no lo deshaga el aire. Defiéndelo con honor.
Cuando el amor se cuela en tu vida
no lo dejes partir. Aférrate a su lomo.
Galopa mientras dure. No lo dejes partir.
.
molina

jueves, 3 de diciembre de 2009

El ser y la palabra.

No me busquéis nunca escondido
detrás de las disculpas,
mas concededme al menos
el beneficio de la duda.

No soy un hombre al uso
que sigue la corriente
sin formular preguntas.
Mi mundo es este mundo, en él habito,
y me interesa su ser explícito,
su cotidiano acontecer. Pero aún así
yo busco un mundo que se oculta
al otro lado del ser y la palabra.

Sorprender al tiempo escondido en una esquina
y retenerlo en una imagen
aunque sean necesarias más de mil palabras.

Y donde dice nido, leo casa;
y donde dice casa, leo fuego;
y donde dice fuego, leo amor;
y donde dice amor, leo mil ansias.

(Ni el pan es tan pan como predican,
ni hay un vino tan vino ni tan puro
que no admita un beso con el agua).

Mi oficio es descifrar misterios,
iluminar palabras que me digan
lo que yo sueño que digan.

martes, 1 de diciembre de 2009

Entrega de premios del IV concurso de Poesía

Desde la Asociación Artística Victoriano Crémer, Antonio Molina nos remite el cartel anunciador del reparto de premios de cuarto concurso de Poesía, que se celebrará el próximo día 11 de Diciembre a las 19,30 horas, en la Casa de Cultura "Ibaigane" de Basauri. La entrada será libre.

El sembrador de estrellas

Cesar Fernández nos remite y comenta estas dos fotografías, ambas nos ofrecen una bonita poesía visual.
.
El "Sembrador de Estrellas " es una estatua que está en Kaunas, Lituania. Durante el día puede pasar desapercibida, como muestra la foto.Un bronce más, herencia de la época soviética:



Pero cuando la noche llega, la estatua justifica su título.Como ve su nombre pasa a tener sentido.Vean entonces la foto en la noche:



Seguid sembrando estrellas, aunque a simple vista no se vean.

lunes, 30 de noviembre de 2009

José Emilio Pacheco Premio Cervantes

José Emilio Pacheco ha sido galardonado con el premio Cervantes de literatura 2.009
Reseña biográfica
Poeta y ensayista mexicano nacido en Ciudad de México en 1939.Empezó a brillar desde muy joven en el panorama cultural mexicano, gracias a su dominio de las formas clásicas y modernas y al enfoque universal de su poesía.Además de poeta y prosista se ha consagrado también como eximio traductor, trabajando como director y editor de colecciones bibliográficas y diversas publicaciones y suplementos culturales. Ha sido docente universitario e investigador al servicio de entidades gubernamentales.
Entre sus galardones se cuentan: Premio Nacional de Poesía, Premio Nacional de Periodismo Literario, Premio Xavier Villaurrutia, Premio Magda Donato, Premio José Asunción Silva en 1996,el Premio Octavio Paz en el año 2003, el Premio Federico García Lorca 2005, el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2004 y la XVIII edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2009.De su obra poética se destacan: «Los elementos de la noche» en 1963, «El reposo del fuego» en 1966, «No me preguntes cómo pasa el tiempo» en 1969, «Irás y no volverás» en 1973, «Islas a la deriva» en 1976, «Desde entonces» en 1980, «Trabajos en el mar» en 1983, y «El silencio de la luna» poemas de 1985 1996.
.Poema
El reposo del fuego
(Don de Heraclito)
Pero el agua recorre los cristales
musgosarnente :ignora que se altera,
lejos del sueño, todo lo existente.
Y el reposo del fuego es tomar forma
con su pleno poder de transformarse.
fuego del aire y soledad del fuego.
al incendiar el aire que es de fuego.
Fuego es el mundo que se extingue y prende
para durar (fue siempre) eternamente.
Las cosas hoy dispersas se reúnen
y las que están más próximas se alejan:
Soy y no soy aquel que te ha esperado
en el parque desierto una mañana
junto al río irrepetible en donde entraba
(y no lo hará jamás, nunca dos veces)
la luz de octubre rota en la espesura.
Y fue el olor del mar: una paloma,
como un arco de sal,
ardió en el aire.
No estabas, no estarás
pero el oleaje
de una espuma remota confluía
sobre mis actos y entre mis palabras
(únicas nunca ajenas, nunca mías):
El mar que es agua pura ante los peces
jamás ha de saciar la sed humana.
.
José Emilio Pacheco

De Ernestina de Champourcín. Remitida por Ondiviela

-VISIÓN-

Has cruzado los cielos con tu rayo de oro
y has barrido la tierra cubierta de hojarasca.
¡Vendaval de tu paso implacable y seguro,
polvareda tupida que te esconde y ampara!

Algunos te han sentido; quizá los moribundos
y los niños, que miran con nitidez de espada...
Ahora llueve y sabemos que pasaste muy cerca.
La brisa que has alzado se enreda a mi garganta.

Dí, ¿por qué nos rozaste sin nombrarnos siquiera?
¿Temiste que la angustia de la pasión humana
te obligase otra vez a ofrecernos la vida
a darnos nuevamente tu luz crucificada?

Los árboles te vieron: Un dulce escalofrío
recorre todavia el lomo de sus ramas.
Pero has atravesado el mundo sin mirarme...
Dí, ¿por qué me esquivaste cuando yo te esperaba?

Ernestina de Champourcín.

viernes, 27 de noviembre de 2009

A Juan de Yepes

Feliz aquel que “alza el vuelo hasta alcanzar la caza*”
y no le arredran las heridas de las zarzas.
Dichoso el que osa mirar tras de las puertas entornadas
y aguza la mirada en busca del reflejo
de la luz más diáfana y más clara.
Bendito aquel a quien sorprende el día,
“aunque es de noche*”;
que no le paran ni hierros ni cerrojos
que ocultan el sol de las mañanas nuevas.
Que trepa por el gótico de piedra;
una piedra de aristas y de ojivas,
que se torna hoguera y llama,
en busca de la serena sonrisa del arcángel.
Romper la piedra con la fuerza oculta
de un pensamiento que taladra y que descubre
el envés del silencio y de la sombra.
Un silencio que brota de estar solo;
solo consigo en sí y en la conciencia,
transcurriendo
por una sonorosa senda serenada..
Dichoso el que piensa que mira desde afuera,
el que cree distanciarse,
y en el instante mismo se percata
que una fuerza vivaz le va absorbiendo.
Dichosa la cúspide del alma que se pierde
en brazos del azul y la distancia.
Dichosa la paz del Verbo hecho palabra.

*Juan de Yepes.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Un poema de Amparo Gastón (Amparitxu)

Ondiviela nos recuerda que Amparitxu era también poeta y nos pone en un comentario a la entrada del fallecimiento de la compañera de Celaya este poema que transcribimos.:
Celaya, siempre reconoció y agradeció lo que Amparitxu significó en su vida y en su obra."La mujer que lo fué todo para Gabriel Celaya" (nos dicen hoy las crónicas)y efectivamente así fué.
Celaya le dedicó múltiples poemas dentro de su extensa obra, pero ella, aunque en la sombra, tambien era una excelente poeta.De la poeta AMPARO GASTÓN, de su libro A FLOR DE LABIO (publicado en 1972) el poema:
-PRESAGIOS-
.
En la tarde cargada de terribles designios,
inocente de todo, cruza la brisa nueva.
Los árboles confusos, silenciosos y negros
presienten y se callan como si fuese un sueño.
.
Cruza el aire una sombra de eternidad o miedo.
Las fuentes ocultan la cabeza en sus brazos.
Cruzo de prisa el campo calladísimo y solo,
y los pájaros vuelan y escriben lo que ignoro.
.
Quiero huir como sea de este silencio helado,
de este Dios que me manda sin que yo lo comprenda,
envuelto en sus designios, cada vez más eterno,
ignorando mi vida, mi dolor y mi muerte.
.
Descansa en paz, querida Amparitxu.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Muere Amparitxu, compañera y cómplice de Gabriel Celaya

Amparo Gastón vivió con el escritor desde 1946 y publicó con él tres libros de poemas.

Amparo Gastón, quien fuera la compañera, esposa y cómplice del poeta Gabriel Celaya falleció ayer en Madrid. La Diputación guipuzcoana, institución que custodia en propiedad el legado y biblioteca de Celaya, emitió ayer un comunicado expresando su sentimiento y destacando el empeño que Amparitxu -como cariñosamente se la conocía- puso por mantener en el tiempo la memoria del poeta, así como procurar sus ediciones definitivas. Su epitafio debería responder a esa idea, pues es reconocido que sin la existencia de esta mujer ni la vida ni la obra de Celaya hubieran sido lo que son. Entre ambos se trabó un nudo de complicidad y empeño que fue siempre más allá de la relación de pareja.

Leer más... http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20091125/cultura/muere-amparitxu-companera-complice-20091125.html

martes, 24 de noviembre de 2009

PREMIO NACIONAL DE LAS LETRAS

A Rafael Sánchez Ferlosio le ha sido otorgado el Premio Nacional de las Letras Españolas de este año 2.009 por el conjunto de su obra. Enhorabuena.

lunes, 23 de noviembre de 2009

De Carlos Marzal

cojones duros


No bastan las veleidades, las furias y los sueños;
se necesita algo más: cojones duros.
C.P.

El extraño artilugio de un poema
es una imperturbable realidad
que soporta flemática, sin daño,
cualquier definición.
Es una joya
que resplandece en sus palabras justas,
las ágatas pulidas de una lengua.
Un silogismo para concebir
el hecho inconcebible de estar vivo.
Un camarada fiel que cobijamos
y en la noche del alma nos cobija,
Una semicorchea en el concierto
que interpretan los astros infinitos.
Y es una forma rara de aventura
que nos conduce hasta un país insólito:
esa estepa glacial de la emoción.
Para viajar allí, donde el poema,
un escritor requiere algunos víveres:
cierto devoto amor por los difuntos,
cierto olfato verbal, cierto talento,
cierta ebanistería del oficio,
cierto dios sabe qué de inexplicable.
Y en especial tener cojones duros,
para no sentir miedo de perderse,
para el delirio de apostar con fe,
para adentrase solo en tierra extraña,
para el forzoso puerto del fracaso.
Una fuerza moral.
Consiste en eso:
una fuerza moral contra el destino.

Carlos Marzal

Poema de Ángela Figuera

Ondiviela nos dejó este poema en un comentario en la entrada sobre un poema de Victoriano Crémer de este blog. Gracias.
.
Soneto de Ángela Figuera:
AUNQUE LA MIES MAS ALTA DURE UN DÍA
.
He de morir y a muerte me preparo,
dando, a tan poco tiempo, tanta vida
que he de ganar de fijo la partida
y ha de lograr diana mi disparo.
.
Mujer de carne y verso me declaro,
pozo de amor y boca dolorida,
pero he de hacer un trueno de mi herida
que suene aquí y ahora, fuerte y claro.
.
Aquí y ahora estoy. Voy con aquellos
que siembran gozo y pan en la mañana
aunque la mies más alta dure un día.
.
los hombres lloran: Lloraré con ellos;
seré su voz, la luz en su ventana.
Después, no sé. La muerte ya no es mía.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Un poema de Victoriano Crémer

He querido, con esta entrada, dar a conocer la figura de Victoriano Crémer, puesto que no es un poeta de los mas conocidos y sin embargo es un gran poeta

Reseña biográfica
Poeta español nacido en Burgos en 1906.Residió buena parte de su vida en León donde trabajó como tipógrafo y periodista. Siendo un autodidacta sobresalió meritoriamente como poeta y crítico, colaborando en la fundación de la revista Espadaña y en varios programas radiales.Obtuvo el Premio Boscán en 1951 y el Nacional de Poesía en 1963.Entre sus obras se destacan: «Tacto sonoro» 1944, «Las horas perdidas» 1949, «Furia y paloma» 1956 y «El fulgor y la memoria» en 1996.
.
Dulce amor
.
Las cosas suceden así,
sencillamente:
.
Vuelven del trabajo
con sabor de cal viva entre los dientes.
La esposa les contempla con costumbre.
-¿Quién dice amor, si la palabra estalla?-.
.
Y cogen del pan,
como si fuera barro y arena,
un puñado tan sólo.
(Es pan de pobres, desalado y negro
y triste como el silencio de la casa toda.)
.
Y se marchan.
.
(La esposa les oye cerrar la puerta,
pero no dice nada. ¡Está tan cansada!
Prefiere aquella fría soledad
con olor de abandono.
.
Pudiera recordar su juventud y dormir,
pero ¿quién sueña o duerme?
Los pobres no recuerdan;
mueren como las piedras roídas de las murallas.
.
Ellos, en tanto, beben
un agrio vino con sabor de azufre;
y si ríen y gritan y golpean,
es porque -¡Dios, qué vida!-
da rabia beber sin alegría.
.
Acaso entonces lleguen hombres
de esos que velan por la paz de las familias,
y les hablen del dulce amor de las esposas
y del descanso junto al fuego,
escuchando, por la radio, una dulce canción,
mientras los niños buscan en el atlas
países coronados de yedras o corales...
.
Si esto sucede, gritan con más fuerza
y beben más vino agrio con sabor de azufre,
hasta que ya no saben dónde tienen los ojos,
ni por qué les duele el corazón.
.
Les arrojan con prisa.
La calle es larga, y en el firmamento
las estrellas relucen.
.
Regresan a la casa -¡oh dulce hogar!- llorando.
La esposa les contempla con costumbre.-
¿Quién dice amor, si la palabra estalla?-.
.
Victoriano Crémer

sábado, 21 de noviembre de 2009

A banderada




"Realizarse no es un juego de palabras"

Blas de Otero

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Despedida. Sergio Oiarzabal

Con este poema Sergio Oiarzabal decide despedirse de nosotros. Esperemos que regrese pronto. Gracias por tu poesía.
.
EL VUELO DEL EROTISMO ENSOMBREZCA MI PALABRA
(Oda a la Mujer de Magia)
.
A Mirella
.
Voy a comerte el beso, el cuello crecido de juncos que atardecen, los pechos orgullosos a la vida, los arroyos de tus muslos deslizados, el fruto de tu sexo irresistible, voy a comerte como nunca, si no, no me lo perdonaría.
Eres la vuelta al hogar que nunca tuve, se mueven tus caderas al impulso de las olas, y todo lo que tocas se vuelve insomne de repente, y todo lo que dices son semillas que florecen al momento, de ciudades hechizadas cuando te diriges desnuda al torreón de luna llena.
La naturaleza te idealiza al compás del segundero, y ni la palabra puede conciliar el sueño si no duerme bajo el cielo etrusco de tu boca.
Bésame en los labios de la palabra, así, con tus labios sonido de ultramar, que después será más poderosa, y que siembre en las hojas una sombra de ecos que va y viene, desde mi aliento de expósito niño a las cavernas con pinturas rupestres del universo.
Un valle de ninfas se tumba en la inquieta provincia de tus talones, una cascada de nubes se vierte desde tu nuca precolombina a través de tu espalda conquistada de oasis y espejismos; la comitiva de las hormigas voladoras es mayor en los espejos de tus uñas, tu piel es la piel de la alborada, la piel de la manzana de Eva, la piel del melocotón rojizo, la piel de la cereza rusa, la corteza de todo lo que es recién nacido, y las huellas de tus pasos en las nevadas de los augurios huelen a sinfonía, a estrella y a marisma, a fuego de hace siglos, a savia que se extiende, a fe improrrogable, a voz acogedora, a tiempo en fin que se hace eterno, eterno, tan eterno como pentagrama de arcoiris.
Enloquéceme de nuevo, que ya no está despierta la serpiente abrasadora que mi corazón contigo montada encima antes recorría, que ya no sudo a las noches luciérnagas y más luciérnagas para conversar tembloroso con las estrellas, que ya no hallo a las mañanas al pie de mi lecho las orillas medievales del silencio más anciano; oh Mujer alada de plumas luminosas, ay Mujer mezzosoprano de la ópera del sueño, oh Mujer que ocultas tras tus ojos embrujados el único dragón que te vuela más allá del mundo, enloquéceme, ¡ay! ¡enloquéceme!, pero enloquéceme de nuevo.

L´Albatros. Charles Baudelaire.

Souvent, pour s'amuser, les hommes d'équipage
Prennent des albatros, vastes oiseaux des mers,
Qui suivent, indolents compagnons de voyage,
Le navire glissant sur les gouffres amers.

A peine les ont-ils déposés sur les planches,
Que ces rois de l'azur, maladroits et honteux,
Laissent piteusement leurs grandes ailes blanches
Comme des avirons traîner à côté d'eux.

Ce voyageur ailé, comme il est gauche et veule!
Lui, naguère si beau, qu'il est comique et laid!
L'un agace son bec avec un brûle-gueule,
L'autre mime, en boitant, l'infirme qui volait!

Le Poète est semblable au prince des nuées
Qui hante la tempête et se rit de l'archer;
Exilé sur le sol au milieu des huées,
Ses ailes de géant l'empêchent de marcher.

El albatros

Por distraerse, a veces, suelen los marineros
Dar caza a los albatros, grandes aves del mar,
Que siguen, indolentes compañeros de viaje,
Al navío surcando los amargos abismos.

Apenas los arrojan sobre las tablas húmedas,
Estos reyes celestes, torpes y avergonzados,
Dejan penosamente arrastrando las alas,
Sus grandes alas blancas semejantes a remos.

Este alado viajero, ¡qué inútil y qué débil!
Él, otrora tan bello, ¡qué feo y qué grotesco!
¡Éste quema su pico, sádico, con la pipa,
Aquél, mima cojeando al planeador inválido!

El Poeta es igual a este señor del nublo,
Que habita la tormenta y ríe del ballestero.
Exiliado en la tierra, sufriendo el griterío,
Sus alas de gigante le impiden caminar.


Versión de Antonio Martínez Sarrión

martes, 17 de noviembre de 2009

Un poema de Ezra Pound

Ondiviela nos colocó este comentario en la entrada de Antonio Colinas
Me tomo la libertad de transcribir un poema del gran EZRA POUND.Su título:

ENCARGO
.
Id, canciones mías,al solitario y al insatisfecho,
id también al desquiciado, al esclavo de las
convenciones,
llevadles mi desprecio hacia sus opresores,
id como una ola gigante de agua fría,
llevad mi desprecio por los opresores.
.
Hablad contra la opresión inconsciente,
hablad contra la tiranía de los que no tienen
imaginación,
hablad contra las ataduras,
.
id a la burguesa que se está muriendo de tédio,
id a las mujeres de los barrios residenciales,
id a las repugnantemente casadas,
id a aquellas cuyo fracaso está oculto,
id a las emparejadas sin fortuna,
id a la esposa comprada,
id a la mujer comprometida.
.
Id a los que tienen una lujuria exquisita,
id a aquellos cuyos deseos exquisitos son frustrados,
id como una plaga contra el aburrimiento del mundo;
id con vuestro filo contra esto,
reforzad los sutiles cordones,
traed confianza a las algas y tentáculos del alma.
.
Id de manera amistosa,
id con pàlabras sinceras,
ansiad el hallazgo de males nuevos un nuevo bien,
oponeos a todas las formas de opresión,
id a quiene la mediana edad a cebado,
a los que han perdiodo el interés.
.
Id a los adolescente a quienes les asfixia la familia...
¡Oh que triste resulta
ver tres generaciones reunidas bajo un mismo techo!
Es como un árbol viejo con retoños
y con algunas ramas podridas y cayéndose.
.
Salid y desafiad la opinión.
Id contra este cautiverio vegetal de la sangre.
Id contra todas las clases de manos muertas.
.
Ezra Pound.

Poema de Antonio Molina

La palabra
Chuang Tzu
"La codicia nos hace cosa

entre las cosas"
.

Morir entre la gente
solitario, perdido,
desventado, en silencio.
La nada le envuelve.
El viento le reclama.
No es posible la vida
si falta la palabra.
La palabra. Las palabras.
Los versos. El amor.
La esperanza.
Que nunca nos abandone
debemos encontrarla.
Es difícil seguirla.
Es difícil encontrarla.
Pero cuando la encuentras
es para no dejarla.
Como el amante fiel.
Te envuelve su querer
El amor…
Las palabras… con palabras.
.
molina

lunes, 16 de noviembre de 2009

Ampollas que respirar

AMPOLLAS QUE RESPIRAR
(Arrodillado lo Imposible)
.

no preguntadme nada
nací mudo como la espalda de tantas paredes pecosas por fusilamientos
pues no se sale del infierno por la puerta de atrás donde brillan los 2 espejos
qué sombrío eco en el abandonado pozo
qué copa de viento en la que cabría toda la lluvia
qué hallazgo saber que cada verso es la venda que momifica su monstruo
ahora que ya he perdido el tren donde viajaba Dulcinea con sus ojos de ceniza
ahora que tendré que esperar 57 años sobre una maleta de lágrimas hasta que amanezca un mañana
ahora que dedicaba al Presidente Bush por la radio Kunta Kinte el himno de Etiopía
no me busquéis esta noche perpetua en la soledad que murmulla los guetos
el abrigo mojado de Larra me sienta mejor
no me busquéis esta noche enganchada a los somníferos la colonia y los anteojos
no me encontraréis
Safo me espera desde hace un siglo en una pensión de la Calle del Perro
aunque mi deseo lama calenturiento pocas palabras en los barrios bajos de Brasil
las agujas del reloj se cubrirán como el león a la tigresa
y darán a luz otra de esas madrugadas en las que el corazón nunca duerme
corazón que no eligió su morada
polizón en todos los pechos desde antes de nacer
en el mercado negro se vende el alma del Papa Juan Pablo II por dos catecismos de cuando Franco
id
id a verlo
pero no os pongáis las gafas de Joyce tampoco las de Brecht jamás las de Quevedo
porque entonces veréis que huele a mierda en cada día del lustre
que hace tiempo que el hombre no debió dejar de ser mono
que ya casi nadie lee sin un bostezo
que los matrimonios se aparean por convenios y horarios e hipotecas
que las chabolas del analfabetismo son fruto del pobrísimo emporio de los que se enriquecen
y que me aten a la pata del camastro de un Basilisco y cierren después la puerta
y arrojen si quieren después las llaves al fondo del mar matarile-rile-rile
si todo esto es cierto
tal que deseo tenerte y amarte mi Reina como si estuvieses prohibida
si todo esto es cierto
en mi respiración más honda que lleva y trae una ola que regresa ya inocente
si todo esto es tan cierto tanto
como que la fe se orina en los pantalones incurables
y si todo
todo esto es cierto o por el contrario también
.
LUZA.

domingo, 15 de noviembre de 2009

De Antonio Colinas. Encuentro con Ezra Pound.

Debes ir una tarde de domingo,
cuando Venecia muere un poco menos.
A pesar de los niños solitarios,
del rosado enfermizo de los muros,
de los jardines ácidos de sombras,
debes ir a buscarle aunque no te hable.
(Olvidarás que el mar hunde a tu espalda
las islas, las iglesias, los palacios,
las cúpulas más bellas de la tierra.
Que no te encante el mar, ni sus sirenas.)
Recuerda: Fondamenta Cabalá.
Hay por allí un vidriero de Murano
y un bar con una música muy dulce.
Pregunta en la pensión llamada Cici
dónde habita aquel hombre que ha llegado
sólo para ver gentes, a Venecia,
aquel americano un poco loco,
erguido y con la barba muy nevada.
Pasa el puente de piedra, verás charcos
llenos de gatos negros y gaviotas.
Allí, junto al canal de aguas muy verdes,
lleno de azahar y frutos corrompidos,
oirás los violines de Vivaldi.
Detente y calla mucho mientras miras.
Ramo Corte Querina: ése es el nombre.
En esa callejuela con macetas,
sin más salida que la de la muerte,
vive Ezra Pound.

Antonio Colinas.

sábado, 14 de noviembre de 2009

A César Vallejo

A mí me dirán
que tengo mil siglos clavados en el alma,
y sin embargo yo sé que soy un libro abierto.
Puede, incluso, que se acerquen
a diseccionarme inútilmente.
A veces me lo han dicho: -¡Llegó la primavera!-
y sólo por que hay un abril adolescente
y una sombra a que acogerse en el sol que más calienta.

Otras veces, los apóstoles del miedo, me asustan y me dicen:
-Al mundo lo están matando entre la angustia y el tedio-
Mientras tanto, yo sólo sé que voy conmigo,
que a ratos soy cobarde, a ratos mortecino;
que sudo en verano y tengo sed;
que moriré en abril, en junio o en domingo,
“una noche en Bilbao con sirimiri”.

Y todos los que van así, con mi mismo tiempo
y mi camino, saben adónde va este triste
y cansado peregrino. ¿O es que acaso
no hay mil siglos clavadosen cada hijo de vecino?
Yo sólo sé que soy un hombre que siente hambre,
que no sabe a ciencia cierta su destino;
que le crecen sarmientos en el alma
y que le explota el tiempo contra el pecho.

Hasta hay quien se pone lírico y me dice:
-Esa armonía, ese silencio que rueda por las cosas...--

¿Y qué me importa a mí, si estoy llorando?

jueves, 12 de noviembre de 2009

Poema para Bilbao

SIRIMIRI LENTO

Llovió tanto en las calles
que se empapó mi ropa.
Parpadeó la noche,
la villa y el neón
diluyeron su luz
sobre la lluvia lenta.
Anduve por andar.
Senté el cansado cuerpo
sobre un banco del parque
sin desear el sol.
Y estando tan mojado,
por sirimiri lento,
sin añorar la luna,
sentí el viejo Bilbao
que me acercó el recuerdo.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Nothing like the sun




Sonnet CXXX

My mistress' eyes are nothing like the sun;
Coral is far more red than her lips' red;
If snow be white, why then her breasts are dun;
If hairs be wires, black wires grow on her head.

I have seen roses damask'd, red and white,
But no such roses see I in her cheeks;
And in some perfumes is there more delight
Than in the breath that from my mistress reeks.

I love to hear her speak, yet well I know
That music hath a far more pleasing sound;
I grant I never saw a goddess go;
My mistress, when she walks, treads on the ground:

And yet, by heaven, I think my love as rare
As any she belied with false compare.

William Shakespeare

Recita Alan Rickman.

Musicalización del grupo Reverie.




Los ojos de mi amada nada tienen
del sol, ni del coral su boca el rojo;
la nieve es blanca: oscuros son sus pechos,
y el metal de su pelo es hierro negro.

Rosas vi damasquinas, rojas, blancas,
pero ninguna así vi en sus mejillas,
y hay perfumes que son más agradables
que el aliento que de mi amada exhala.

Me encanta oírla hablar, pero bien sé
que es más dulce el sonido de la música;
confieso que en mi vida vi una diosa:
mi amada, al caminar, pisa la tierra.

Y aún así, cielos, hallo que mi amor
es único, real, incomparable.

Versión de Javier Aguirre Ortiz.

Para leer y escuchar más poemas musicalizados haz clic aquí.

Artículo sobre Francisco Ayala

Nos remite Sergio Oiarzabal un artículo, de su puño y letra, sobre Francisco Ayala, que será publicado en la revista de tirada nacional "ESPACIOS DE CREACIÓN" editada por la Fundación Orbegozo. Es un placer darle cabida en este blog.
.

FRANCISCO AYALA; MÁS DE UN SIGLO DE TINTA Y VOZ
.
Francisco Ayala, Maestro de la narrativa en lengua hispana, llegó a obtener la Candidatura al Premio Nobel de Literatura en diez ocasiones. La lista de sus Premios es casi tan interminable como ingente lo es su producción literaria, que va de la Novela a los Estudios Literarios, no sin dejar de lado el Ensayo. Se nos ha ido un escritor que ha sido testigo de todo un siglo. Se queda para siempre y para todos, el Magisterio de todo un innovador de la narrativa hispana, así como de la narrativa de denuncia tanto de Europa como de América. En estos casos únicamente cabe dar las gracias. Gracias Ayala.
Entre 1927-1930 se suma a la renovación vanguardista, y colabora en La Gaceta Literaria y en la Revista de Occidente, en ese ambiente conocería a Azaña y a Ortega y Gasset. Publicó su primera novela, “Tragicomedia de un hombre sin espíritu” en 1925, también destaca “El boxeador y un ángel” de 1929. Se casa en Berlín con Etelvina Silva. Obtiene la Cátedra de Derecho Político. Nace la que sería su única descendiente, su hija Nina. Colabora como editorialista en el periódico El Sol. Viaja por Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay con su mujer y su hija. Al recibir la noticia del levantamiento militar contra la República, vuelve a España y se pone al servicio del Gobierno legítimo. Después de pasar por Francia, Cuba y Chile, fija su residencia en Buenos Aires. Establece vínculos de amistad con escritores argentinos como Eduardo Mallea, Victoria Ocampo, Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Entre 1946 y 1949 publica dos importantes colecciones de relatos, “Los usurpadores” y “La cabeza del cordero”, en los que reflexiona sobre el poder y sobre las causas de la Guerra Civil española. La literatura de Ayala se convierte en una reivindicación de la conciencia individual. Con la muerte de Franco vuelve a fijar su residencia en Madrid. Catedrático de Literatura Española en la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Se publican sus estudios crítico-sociológicos sobre “Cervantes y Quevedo” (1974), y “La novela: Galdós y Unamuno”, también del mismo año. Después de su jubilación en Estados Unidos, y aprovechando la transición española a la democracia, inicia su relación sentimental con la hispanista Carolyn Richmond.
Entre sus libros de narraciones breves destacan “De raptos, violaciones y otras inconveniencias” (1966), que incluye "El rapto", basado en el capítulo LI de la primera parte del Quijote; y “El jardín de las delicias” (1971) por el que obtuvo en 1972 el premio de la Crítica. Entre sus novelas, además de las citadas anteriormente, figuran “Muertes de perro” (1958) y “El fondo del vaso” (1962). Aparece el segundo volumen de “Recuerdos y olvidos”, por el que recibe el Premio Nacional de Literatura en 1983. Ingresa en la Real Academia de la Lengua con un discurso sobre “La Retórica del periodismo”. Inaugura la Cátedra Rey Juan Carlos I en Nueva York, dictando el curso “La imagen de España”, y Recibe la Medalla de Oro de la Ciudad de Granada. Entre 1988 y 1991 se le concede el Premio Nacional de las Letras Españolas, el Premio de las Letras Andaluzas y el Premio Cervantes en 1991. Se publica la tercera entrega de “Recuerdos y olvidos”, y los volúmenes “Las plumas del fénix” (1989) y el ensayo “El escritor en su siglo”, y es que no podemos obviar que su labor crítica y de estudio sociológico constituye una gran ayuda para la comprensión de algunos de los fenómenos sociales y culturales de nuestro tiempo, lo cual ha encumbrado su obra entre las primeras figuras intelectuales de la actualidad; destacan “Historia de la libertad” (1943), “Tecnología y libertad” (1959), “El escritor y su imagen” (1975), “La estructura narrativa” (1970) y “Novela española actual” (1977). El 18 de mayo de 1990, fallece su primera mujer, Etelvina Silva.
El escritor que nunca permitió que se publicase en España nada suyo censurable, dejó escrito: “Quienes por afición y profesión andamos entre libros sabemos demasiado bien cuánto prolifera esa especie”. Como colofón recibiría el Príncipe de Asturias en 1998. Se constituye la Fundación Francisco Ayala que desde 2006 tiene su sede en el Alcázar Genil. Contrae matrimonio con Carolyn Richmond. Se celebran numerosos cursos y congresos dedicados a su obra literaria. Se inaugura la Biblioteca Francisco Ayala en el Instituto Cervantes de Estocolmo. Aparece la edición definitiva de Recuerdos y olvidos. 1906-2006 y la antología de su obra narrativa “De toda la vida”.
Su “Verba Dicendi” se caracteriza por la utilización oraciones largas, cervantino, de estilo ambiguo, sarcástico y desencantado, próximo a Thomas Mann, Aldous Huxley, y Ramón Pérez de Ayala, orientado hacia el realismo crítico, retoma la deshumanización, vuelve a las pasiones, capaz en apariencia de convertir lo difícil en fácil, inteligente e irónico, con una capacidad narrativa pulmonar como pocas, con la que se pone fin al enorme legado que dio no la Generación del 27, sino mejor dicho, por ser este más amplio y heterogéneo, “El Grupo del 27”.
.
Sergio Oiarzabal
10-XI-09

martes, 10 de noviembre de 2009

A Vicente Huidobro

Sé que no es bastante romper la cáscara del yo que nos envuelve para enlazar con el cosmos que a todos nos alberga.
Emito seudópodos que exploran el entorno por si hallaran alguna calidez de luz y sólo encuentran desiertos de carámbanos.
La calle es un glaciar inerte, que no para ni muestra el sentido del camino.
Ni rastro de señales luminosas.
Incluso las ventanas a las que me acerco, ofrecen un horizonte cercenado por las rejas.
Está cerrada el ágora y el clima que la envuelve es una tibia linfa que asfixia y adormece.
Momentos de lucidez parecen dar alguna clave y es por ello que persevero y sigo.
Te busco a ti y te digo que tú también, antes del amanecer, buscabas transparencias que mostraran un rincón para el abrigo.
Una isla de intimidad para el contacto.
Un testimonio vivo.
Mas, tú, cierras los ojos y te muestras ausente.


Hoy me siento víctima de un fluir efímero, preñado de metáforas;
me nace un vendaval de imágenes sin hilo, sin Ariadna,
como racimos de ruidos que empañan los silencios.
Hoy me crece la duda incluso de mi mismo,
del ciego-necio filosofar con el que escribo.
Me duele ser un hombre
herido de palabras, sin palabras,
flores de plástico, maniquís de escaparate,
humo en revolución yendo despacio a un Septentrión amargo.
Apenas si amanece y ya me muestro terco perseguidor del invento de la nada.

No sé si sólo soy un verso en carne y hueso,
magro de médula y sustancia,
vespertino crepúsculo de tripas y nostalgias.
Un charlatán que vende abalorios envueltos en papel de crucigramas.

Empoemo las prosas con uvas en agraz,
--sarmientos bravíos en tierra de secano--;
aromo, con versos vestidos de malditos,
las lágrimas vertidas por los jardines públicos.
Visito diccionarios llamados a concilio
desde los aledaños de un prostíbulo;
hago lupanares con tela de arpillera,
burdeles insalubres en época de bullas y miserias.

Aterrado por los últimos temblores
me sumerjo en las sombras,
buscando la senda que conduce
a la Oculta Pagoda.
( Huidobro, desde el fondo de las páginas de un libro,
me mira y se sonroja).

Hoy me siento invadido por palideces de luna
--estañando un sol para los muertos---.
Recorro los arrabales del silencio.
Sostengo la mirada de las máscaras
mientras dentro de mí se van mezclando
los crujidos de espinas en el alma
con los gritos de un dios que ni comprendo ni me entiende.
Un dios ausente me redacta imposiciones o me impreca;
mientras me siento solo en el confín del tiempo,
del otro lado, más allá de la ribera,
en un difícil vado de río que no cesa.

No me quedan anaqueles que cobijen
manuales de naufragios, sopores ni sorpresas.
Y presiento ¡augurios de quimera!
a un Altazor que me aguarda en su dédalo de hiedra,
con gesto mordaz e inapelable.
Sugiere que vuelva atrás por el reloj de las esperas,
para volar con él en su paracaídas, y caer,
precipitadamente, en un lodazal de sangre y ciénaga.
Y he de caminar con él por el sendero oscuro
hacia la más oculta de todas las consciencias.

Elegía por Vicente Aleixander

WELLINGTONIA, Nº 3
(Recital al Mundo sobre el Dragón Políglota)
A Vicente Aleixandre

.
La Distorsión está en el Lenguaje mismo
sea cual sea el uso que queramos dar.
Derrida
.
Oh niño soñado proveniente de cósmica luz, de sed en los cueros,
te llamo desde una torre en el confín de salvajes conchas sin asueto ni días,
te llamo con la última voz que vive en el desván de las mariposas rojas,
para que vuelvas perfumado de olas a incendiar el espacio con tus constelaciones en calma,
para que vuelvas a desnudar el agua del peso iluminado de tu milagrosa boca de oro,
yo sé que me escuchas con diminutos erizos en tus uñas tras una máscara de perlas,
con corazón de caracolas donde el viento austral se vive en el infinito del nombre que susurra,
con pensamiento atormentado en cada poro por una misma ola de pájaros sin nidos,
cómo no llorarte hermano del delirio que al respirar origina únicas nubes,
cómo el mundo no llorarte para limpiar sus mejillas de cadenas, nanas negras y relojes,
pero cómo no llorarte con vestidito de niña de posguerra, con arrugas de anciano en la camisa,
pues tu voz que abrasa lo que canta es parecida a un buen manojo de ardientes peces,
y tus ojos infantes del escalofrío que esconden una batalla de profundos corales a salvo.
Todo en ti era metal o luz o beso o poso, sí,
algo de eso hizo que el caballo azul y ciego en mi paladar cabalgue
alejándose siempre el éxodo en su misma tierra, de sus límites que atesoran el vértigo,
y cuántas ganas de morir contigo (quiero decir) en el paraíso de tu fértil mano,
para que la niña negra escuche los colores, los besos, las luces, de mi última campana que repica.
Tus ojos eran del color de lo que veías,
ésa la siembra misteriosa de que fueran,
de que fueran naranjas como las melodías de los abanicos perdidos en altamar,
oscuros como el candil en el establo de las agujas a las madrugadas,
profundos como las lágrimas que siembran oraciones duras en la tierra,
y es que me gustas tanto... que no me atrevo a mirarte,
tu belleza domeña en un oasis de pulpas tan transitorio como ligero,
y no me atrevo a mirarte porque tú entre tu niebla de gemidos me harías hermoso,
porque podrían después confundirme para siempre con una escultura griega del s.IV a.C.
Por tus siglos constelan en el cielo encapuchado estrellas y caballitos de mar que te respiran,
a ti gracias el verbo se vistió de dones
y sus danzas y orgías y banquetes son conocidos más allá del tiempo,
a ti gracias no duermen, nunca duermen,
jamás duermen los amantes que fueron enterrados juntos,
todavía se acongojan de preñez los suspiros cuando la palabra alcanza unos labios,
dicen que la mar halló al fin su respuesta en la primera y repetida y única ola,
es en tu lengua de arcoiris Ma Bella Dona donde enterraría yo mi muerte,
pues la amargura destilada sin compasión alguna se enjuague ahora en otras bocas,
porque podría desaparecer el universo tras el número que abrasa la pizarra del beso abandonado,
y el tiempo estalla de amor sus edades y dominios al soñar perpetuo con tu nombre,
ay Ma Bella Dona! tu eco habitado de futuro, tu ser repleto de grandes ojos de profecías.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Un poema de j. arnaiz

CONTRASTE
-ARMONIA SUAVE-
.
Cae la lluvia en Bilbao. Es Invierno.
El sirimiri cala hasta los huesos.
Y a la angustia de los ausentes besos
la empapa el agua leve, cual infierno.
Fue en la hora de ir a los excesos
que, trasegando con el vino eterno
por entre calles de esta villa-averno
e intentando llegar a casa ilesos,
sin casi oírla, todos en la villa,
sentimos una bella melodía.
Dulce armonía de la calle Ercilla.
La interpretan dos almas en la vía
que son del este y, rotas como arcilla,
mendigan por Bilbao día a día .
.
j.arnaiz

Un poema de Antonio Molina

La escultura que no quería ser poeta
Para Mikel Varas
.
Ella no creía que era poeta.
Humildemente se enfrentó a la altura,
miraba al cielo
sin olvidar su raíz terrena.
Escultores, pintores incluso poetas
todos la miraban soñando con ella.
Presumiendo entre ellos, brilla su silueta.
Escritor, la observa, en papel la lleva
ella le devuelve orgullosa y tiesa.
El pintor suspira, explora a la belleza.
El poeta provocado la esculpe,
de pies a cabeza,
la busca y la versa.
Ella, inocente, mira hacia las nubes
que pasan sobre ella
clavada a su tierra
todos la contemplan.
Incrédula, ¡pobre! no se lo creía,
cómo de su cuerpo, la luz le fluía.
El muchacho tierno y comedido
que la sonreía
miraba hacia el cielo,
denodando serena alegría.
.
molina

sábado, 7 de noviembre de 2009

Lázaro.


Lázaro oyó sonar sobre su tumba

la voz majestuosa

del más dulce amigo de la infancia.

Ha días que dormía mansamente

en el seno caliente de la tierra.

Era un sueño apático y sin sueños;

era un estar estando, simplemente;

era una soledad cristalizada;

era un nadar a braza por la nada;

era un vacío hundido en el vacío.

Su amigo le conminó con voz urgente:

¡Álzate, Lázaro, álzate y anda!

Pero Lázaro, ¡ay!, estremecido,

miró en torno a él y, convencido

de que nada sorprendente le esperaba,

se dio la vuelta y continuó dormido.


Octavio Fernández Zotes

viernes, 6 de noviembre de 2009

Elegía. Doliente por Lorca


DOLIENTE POR LORCA, DOLIENTES
(3ª Persona del Primer Pronombre)
Y qué es lo que vas a hacer
Voy a ocultarme en el lenguaje
Y por qué
Tengo miedo
Alejandra Pizarnik
reparo en ti, si ya dulcísima égloga, desde el primer suicidio de mi llanto con la injusta nueva de tu muerte. reparo en ti. en ti. solo en ti.
Amigo solemne, tú gimes todavía en el lirio luminoso sin eclipse,
observan tus ojos bajo tierra la edades desposadas de mis oscuridades,
perpetúas en mi mano de ocho años las naranjas grandes de mi yaya
y entonces mi palabra se me adormece en los labios fugitivos,
por no atreverme a besar tu boca virgen y despertarla de nuevo al universo.
Tan endurecida tu acuosa sombra, que camina encorvado el cielo por el peso afrutado de tus voces
y cuando pasan lista, no me llores garza impensable que me ahogo,
tú no llores cuando pasan lista en los colegios húmedos,
los niños desnudos con chisteras violetas se levantan y te dicen en alto: “Presente”.
Pero cuánto escalofrío tras las máscaras el escuchar tus pisadas de planetas que aún nos acongojan,
cómo enloquezco tu melena brillando en el puerto donde suene el violín de abejas de los sueños,
años de mi lejanísimo reino levantado en las nieblas yo daría por verte,
y si pudieras con tu lengua quemante ser de nuevo el tobogán para las termitas del latir sordo,
y si yo pudiese sacarme el corazón difunto y sembrarlo como una estrella en tu pecho,
me cortaría la mano con la que escribo para que la tuya pusiera sus huevas subterráneas,
te susurraría al oído cientos de mariposas para que en tus ojos volviesen a brillar campanillas,
y me cosería los labios con tus lágrimas para que así nuestros silencios fuesen dos huérfanos hermanos.
Ya te escupieron de Marte tres o cuatro rayos de tez avinagrada, tú no has muerto, ¡escuchas?,
no has muerto hermano mayor de los milagros, tú no has muerto, miles de barcos te esperan
y porque tú no has muerto, y porque donde te abandonaron duermen sus noches los perros persas,
el tiempo te hace renacentista su ofrenda en el mundo
con caracolas estelares, de muslos temblorosos, con tallos florecientes de una herida,
de claveles que amanecen, de siglos pasados que encerrabas en tu mano izquierda al licor nocturno,
de gigantescas campanas, de serpientes que buscan un alma imposible igual igual a la tuya,
para encontrarte en esos dedos de piano, en esas provincias donde no duermen jamás las yemas,
por esa garganta en la que nunca dejó de avivarse la temible orilla de la altura deseada por las barcas,
para encontrarte mi amado, hasta lo imposible, porque ya tú eres un es mío, nuestro, mundo entero.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Un Poema de Cesar Vallejo

Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina...
.
Considerando
que el hombre procede suavemente del trabajo
y repercute jefe, suena subordinado;
que el diagrama del tiempo
es constante diorama en sus medallas
y, a medio abrir, sus ojos estudiaron,
desde lejanos tiempos,
su fórmula famélica de masa.
.
Comprendiendo sin esfuerzo
que el hombre se queda, a veces, pensando,
como queriendo llorar,
y, sujeto a tenderse como objeto,
se hace buen carpintero, suda, mata
y luego canta, almuerza, se abotona...
.
Considerando también
que el hombre es en verdad un animal
y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza en la
cabeza...
.
Examinando, en fin,
sus encontradas piezas, su retrete.
su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo...
.
Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente...
.
Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito...
.
le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué mas da! Emocionado... Emocionado...
.
5 de noviembre de 2009 1:29
.
Cesar Vallejo

Puesto que de dos modos es la vida

Let´s start over again! from ignacio camaron on Vimeo.



Les dejo un cortometraje de un cineasta bilbaíno afincado en Barcelona, Ignacio Camarón. Poesía de lo cotidiano (poesía sin palabras).

Un poema de Cesar Vallejo

Masa
.
Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
.
Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
.
Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
.
Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
.
Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vió el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…
.
10 de noviembre de 1937
Cesar Vallejo

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Poema de Antonio Molina

Recolección
.
Hoy me he levantado me siento satisfecho,
concluida la noche me ha devuelto a la vida.
Estoy agradecido, puedo seguir viviendo,
respiro ilusiones, la alegría por dentro
de poder solazarme con mi poesía
que está en mis adentros, como fiel amiga.
.
Ella me comprende, me da su alegría,
sensación de llantos, junto a ríos de agua viva,
cielo desbordante, que hace bella la vida.
Ayer me levanté y saboreé la dicha con luz penetrante
por pequeñas grietas, las que por mi ventana
me cegaban la vista.
.
Ayer me levanté para saborear la vida,
pues hay mucho que plegar,
del campo hay que recoger.
Es grande la cosecha,
mucho que segar
y pocos los segadores
que se aventuren en ella.
.
Antonio Molina

homenaje a Victoriano Cremer

Día 11 de noviembre a las 19,30 horas en la Casa de Cultura de Ibaigane, Basauri, la Asociación Artística Victoriano Cremer. Homenaje a Victoriano Crémer.A cargo del grupo, ANTZAR DANTZA TALDEA de Basauri (Bizkaia)Recitara poesia de Victoriano Crémer, Daniela Bartolome Moro. Direccion artística: ERNESTO SANCHEZ.ENTRADA GRATUITA.

SIN SABER DEL CRISTAL MÁS NOMBRE QUE EL TUYO

LA MAÑANA HA COLGADO SU PICARDÍAS EN EL PERCHERO DE LA LUZ
ayer fue un colgador repleto de gotas con jazz que sacudió una ventisca,
y tú me das los buenos días desde las nubes quietas de tu boca,
pero no me cansaría de mirar tus ojos que descubren las campanas de cristal.

Por qué tuviste que llorar la edad de la miel delante de mí,
por qué ríos en tus dedos y por qué luciérnagas bajo tu piel,
por qué esa lejana música en todo cuanto tocas,
por qué serías la jaula de oro que aprisionan los peces,
por qué serías el palacio de espejos que en su barco el día busca,
por qué cuando estás desnuda jamás te vi más vestida de ti misma,
pero por qué tus párpados son cosidos al dormir por hilos de musgo y plata.

¡Ay Deseada! ¡Ay llamas en perlas verdes que abrasan mis labios!
En tu corazón tienes cinco años más de mar que nadie,
porque la diferencia de edad entre lo eterno y tú es solamente una ola,
una vela que lamenta su luz,
una palabra que tiembla en tu voz,
dos sombras que se hacen una a la vez.

martes, 3 de noviembre de 2009

Francisco Ayala

En el día de hoy ha fallecido el escritor FRANCISCO AYALA A LOS 103 AÑOS DE EDAD.
Descanse en paz

Luisa Etxenike Premio Euskadi de Literatura

Luisa Etxenike ha sido galardonada con el Premio Euskadi de Literatura en Castellano 2009, con su novela El Ángulo Ciego.

sábado, 31 de octubre de 2009

XIV Certamen de Poesía "Mario Ángel Marrodán"



El plazo de presentación de las obras ha finalizado el 15 de Septiembre. El fallo del jurado será comunicado al autor/a antes de su difusión. La entrega de premios se celebrará el jueves, 5 de Noviembre de 2009, a las 19:30 h. en el Centro Cultural Santa Clara. Muchas gracias y mucha suerte a todos/as los/as participantes.

CENTRO CULTURAL SANTA CLARA
(Casilda Iturrizar, s/n - Portugalete)

Xabier Lete Premio Euskadi de literatura

Xabier lete ha sido galardonado como Premio Euskadi de literatura en euskera por su poemario "Egunsentiaren esku izostuak". Enhorabuena

miércoles, 28 de octubre de 2009

Presentación del 2º libro Cesar Fernández

EL PROXIMO MARTES 3 DE NOVIEMBRE A LAS 7,30 HORAS
PRESENTACION DEL LIBRO "REQUIESCAT IN PACE" DESCANSE EN PAZ
DEL AUTOR CESAR FERNÁNDEZ
EN EL HOTEL BARCELO NERBION JUNTO AL AYUNTAMIENTO

sábado, 24 de octubre de 2009

De las obras completas de Blas de Otero

Según me dicen desde la Fundación Blas de Otero en respuesta a un comentario que dejé en su blog. Las obras completas de Blas de Otero están ya entregadas a la Editorial Galaxia Gutenberg que tiene intención de sacarlas a la luz en el mes de diciembre del año en curso. Lo importante es que ya están en la editorial, que vean la luz unos meses antes o después, no parece que sea lo más importante.
Agradecemos a la Fundación la información que amablemente nos ha dado a conocer.

viernes, 23 de octubre de 2009

PROCLAMA

A La AAV


Horadarás tu ser y en su centro, dejarás caer la simiente que te enraizase en otro vínculo, sabrás cuál. Cumplirás el rito. Pasarás la crisálida de tu historia originaria y cuando la negrura silente abrasase tu sueño definitivo, saldrás de la guarida, dejándola atrás, como al puerto de la primera palabra dicha, así pues, hubo de ser tu saliva reseca, salvaje, el único fermento. Cumplirás el rito. Nacerás a ti y arrastrarás en las cadenas rotas, a través de tu acento de latitudes, el fijo sudor de la parturienta, el que puede apagarse de pronto, retroceder hasta el venero estéril, en el tamaño suceso de su cometido. Cumplirás el rito. Untarás con un resinar de aceites incólumes, los desfiladeros, los valles, las planicies vespertinas, el arroyo; los picos, los bosques, las selvas encontradas, los pantanos; los acantilados sutiles, las suaves colinas, torrenciales cascadas; el campo descendido, las raíces más tiernas, cálidas y latidas; las hogueras no resueltas, íntimas y doradas; las cataratas de tu cuerpo al fin,- gruta donde se aparean los lobos-, que ya existía de antes, desde otras haces, ya fulgía en el primer despertar barruntado. Cumplirás el rito. Vagarás por tierras lejanas, resplandecientes, sin armaduras, pero ninguna superficie, aunque de lava, será extraña a tu lengua. Cumplirás el rito. Vagarás hasta los torreones del viento, escucharás sonar los metales, quedarás temblando. Cumplirás el rito. Vagarás, hasta los confines de las mareas vagarás, ya cansado, sin más fuerzas que las de sostener un aliento exacto, y de tu última mirada se romperán todas las cuerdas en el arpa, y rendirás con el ardiente calor de tus huesos, ofrenda a la palpitación henchida que ha de avisarse muy pronto de los hechizos.

Se cansaron ya los caminos de contemplar siempre a lo largo de su aullido el mismo paisaje.

Ahora vivo de adentrarme en mi voz con una soga para su viejo cuello, pellejos en tensión de espumas, decepcionado de cuanto pueda entenderse.

Matadme. Con la insufrible daga de una mañana cualquiera, ésa que duele. Soy la tela mojada que aguarda el peso afilado de un cuchillo. Matadme, a pronto, antes de la cosecha de las últimas lágrimas, porque de no ser así, vuestra estirpe se lanzará sobre vosotros un día, escupirá el regreso de sus ejércitos diezmados, y escribirá con sangre nuestros nombres de guerra y misterio en los puentes elevadizos de lo pasado; en las cloacas de una ahíta moral de encerronas; en las enormes esculturas erigidas como tributo a la indigencia; en los parlamentos de la desidia, en las audiencias de la incertidumbre, en el paredón de los señalados, en el heraldo público de la injuria, en los ayuntamientos de una queja sometida, en las pizarras de una escuela de vertederos, en las capitales de la adoración cansada; en las nevadas de los augurios y leyendas; en el reino sublevado del arrepentimiento; en los cuartos donde canturrean ufanas, realizando sus tareas, las sirvientas del Estado; y yo nuevamente vomitaría lepra.

Matadme. No dudéis. Venid por mí. Pues sostuve en mis manos la efigie del aire, y escucho derramarse el veneno de las copas caídas, y caigo postrado en el lecho de las edades por su fiel aroma a lujuria, y bebí insaciable lechosa miel en los sexos del deseo más encendido, y veo deslizarse una gota de sol por la frente de cada sueño; - todo mi ser se abrió al dulce suplicio, de solo arrebato, y me conduce un eco de graves campanas perecederas;- y me precipité con la belleza, desnudos ambos, a las arenas movedizas, y haré cumplir mis trabajos, implacable desde lo lejos, como la más antigua de las venganzas, y quizás éste temblor de tierras y el sabor a ausencia vieja de cada beso, hoy más que nunca, con fe entregada, caliente, a la detestable vida.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Kirmen Uribe

En este día 14 de Octubre le ha sido concedido a Kirmen Uribe el Premio Nacional de Narrativa, con su primera novela Bilbao Nueva York Bilbao. Nuestra enhorabuena

10ª Semana de poesía en Bilbao

10ª semana de poesía en Bilbao. Todos los actos se realizarán en el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta a partir de las 7,30 Horas de la tarde


De la Semana de la poesía a destacar las actividades de los días

15, Jueves.- Lectura de Antonio Gamoneda: Un armario lleno de sombra.- Presenta: José Fernández de la Sota

16, viernes.- Bilbaopoesía X.- Lectura de poemas a cargo de Ana Rossetti, Blanca Andreu, Chantal Maillard, José Fernández de la Sota, Benjamín Prado, Carlos Marzal, Olga Novo, Laia Noguera, Manuel Vilas y Kirmen Uribe.

19, Lunes: (Zurgai 30+10) Síntesis de los 30 años de recorrido de la revista Zurgai y de las 10 Semanas de Poesía realizadas hasta la fecha. Intervienen Amalia Iglesias y Pablo González de Langarika. Leerán poemas: Marina Pérez, Miguel Cuadrado y Juan Ramón Madariaga.

El día 20, martes: Recordando a Mario Benedetti.- Presentan Mª Ángeles Pérez y Fernando Zamora. .- Recitan Marina Pérez, Margari Herrero y Patxi Reinoso

Miguel Angel Gonzalez Varas

EXPOSICIÓN COLECTIVA
ESCUELAS JULIAN BESTEIRO
MADRID
ARTEAUTÓNOMO
ESCUELAS JULIAN BESTEIRO MADRID
Horario: de 9 a 21 horas (lunes a sábado) y de 9 a 14 horas (domingo)
C/ Azcona, 53, 28028 Madrid ▪ Teléfono: 915 897 800 ▪
(Metro Ventas - Parque de las Avenidas, Diego de León)

Del 15 de octubre al 6 de noviembre de 2009

El artista esta en constante proceso de crear formas y expresiones y, si el resultado es valido se apoya en ellas. Es una forma de comunicar-comunicarse y un compromiso con su entorno, El artista Autónomo del arte con su actitud personal para sumergirse y comprometerse adquiere muchas veces tintes de una lucha titánica de trabajo por eso la FORMA y la EXPRESIÓN es su medio.

ARTISTAS:

David Abajo (pintura)
Marce Arnaiz (escultura)
Mikel Varas (escultura)
Koldo Méndez (pintura)
Roberto Zalbidea (pintura)

MAS INFO:
http://www.ugt.es/ejb/exposiciones/09-10-15-arteautonomo/invitaarteautonomo.htm

martes, 13 de octubre de 2009

Antonio Gamoneda

El Próximo día 15 de Octubre Jueves estará en el Salón de Bidebarrieta el poeta ANTONIO GAMONEDA, dentro de la décima semana de La Poesía de Bilbao de la que informaremos cuanto antes.

viernes, 9 de octubre de 2009

CESAR FERNANDEZ retoma la presentación de su último libro

MARTES 3 NOVIEMBRE - 19:30 H- PRESENTACIÓN DEl LIBRO "REQUIESCAT IN PACE" - EN EL HOTEL BARCELÓ NERVIÓN (JUNTO AL AYTO BILBAO)

“REQUIESCAT IN PACE / DESCANSE EN PAZ”

En este poemario y buscando en cierta forma reflejar esos contrastes "dulce-amargo" del ser humano y de la vida, he querido abordar temáticas muy diversas. Por una parte, denunciar en toda su crudeza cuestiones como la del terrorismo, los conflictos bélicos, el maltrato y la mezquindad humana en sí. Por otra, en contrapunto, exaltar y enfatizar ese "otro lado del espejo" donde residen el amor, la amistad, la pasión; defender la cultura y la palabra como camino hacia la mejora del ser humano y hacia la consecución de la paz.
Hay un breve vídeo que acompaña a este libro y que se puede ver en la dirección:http://www.youtube.com/watch?v=rDF66eKGkNg

El acto se realiza de la mano y con el apoyo de la ASOCIACION ARTÍSTICA VIZCAINA.

MARTES 3 DE NOVIEMBRE - HOTEL BARCELÓ NERVIÓN (JUNTO A AYTO BILBAO) - 19:30 H

José Manuel Caballero Bonald

En el día de hoy
José Manuel Caballero Bonald
ha sido galardonado con el Premio Internacional de poesía
FEDERICO GARCÍA LORCA.
de la ciudad de Granada
Nuestra enhorabuena.

martes, 6 de octubre de 2009

LA MEMORIA DEL AIRE (Presentación)





El próximo martes, día 13, a las 20 horas tendrá lugar la presentación del libro:
LA MEMORIA DEL AIRE,
fotografías y poemas de Mikel Alonso y Pablo González de Langarika y un excepcional diseño de Paciel González.

Lugar: Caja Laboral

Gran Vía, 2 – 2º
BILBAO

Entrada con invitación confirmada

martes, 29 de septiembre de 2009

JOSE ANTONIO MUÑOZ ROJAS

Hoy día29 de septiembre de 2009 ha fallecido en Antequera (Málaga) el poeta de la llamada generación del 36 JOSÉ ANTONIO MUÑOZ ROJAS y queremos recordarlo en el blog. Dejamos por ello una reseña de su biografía y un soneto de entre sus poemas.
.
.

Reseña biográfica

Poeta y prosista español nacido en Antequera, Málaga, en 1909.
Estudió Derecho en la Universidad de Madrid. En 1936, decidió irse a Cambridge como lector de español. Allí coincidió con Unamuno, Cernuda y Leopoldo Panero; ahondó en la lírica inglesa y tradujo a John Donne, William Wordsworth, Gerald Manley Hopkins, Francis Thompson y Stearns Eliot. En 1939, regresó a España, alternando entre la ciudad y el campo, y compaginando su vocación literaria con su trabajo en la banca.
Su trayectoria literaria se inicia en 1929 con el libro de poemas Versos de retorno, seguido por diversas publicaciones en verso y prosa, tales como: Soneto de amor por un autor indiferente en 1942, Abril del alma en 1943, Las cosas del campo en 1953, Cantos a Rosa en 1955, Lugares del corazón en 1962, Salmo en 1970, Ardiente jinete en 1984, Rayo sin llama en 1994, Objetos perdidos en 1997, Entre otros olvidos en 2001 y Yo sólo sé nombrarte en 2002.
En 1998 obtuvo el "Premio Nacional de Poesía" por su libro Objetos perdidos y en el año 2002 el "Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana" por el conjunto de su obra.
Además fue nombrado "Hijo Predilecto de Andalucía" en 1998, recibió la "Medalla de Oro de Antequera" y la "Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo". ©

A ti la siempre flor, la siempre viva...

A ti la siempre flor, la siempre viva
raíz, la siempre voz de mi desvelo;
a ti la siempre luz, el siempre cielo,
abierto a dura piedra y verde oliva.

A ti la siempre sangre fugitiva
de cuanto en ti no halló razón y celo;
a ti mi siempre verso, el siempre vuelo
del torpe corazón y ala cautiva.

A ti mis pensamientos aguardando
antes de amanecer a que amanezca,
para montar su guardia a memoria;

a ti mis dulces sueños entornando
puertas al alba porque no amanezca,
y se pierda en la luz tu tierna historia.