lunes, 27 de diciembre de 2010

Dos poemas de Juan Ramón Jimenez

2 poemas sugerentemente eróticos de Juan Ramón Jiménez que Zenobia no permitió que se publicasen en vida. Son poemas del Libro de Amor escritos en los años 11 y 12 del siglo pasado , y pertenecen a la época en que J. R. estaba ingresado en el Sanatorio del Rosario de Madrid.

Después de amarnos

Cuando, después de amarnos, te coges el cabello
desordenado, ¡cómo son de hermosos tus brazos!
Como en un libro abierto, surge la letra negra
de tus axilas, fina, dulce sobre lo blanco.

Y en el gesto violento se te abren los pechos
y los pezones, tantas veces acariciados,
parecen, desde lejos, más oscuros, más grandes...
el sexo se te esconde, más pequeño y más blando...

¡Oh, qué desdoblamiento de cosas!
Luego, el traje
lo torna todo al paisaje cotidiano,
como una madriguera en donde se ocultaran,
lo mismo que culebras, pechos, muslos y brazos,


¡HERMANA! DESHOJÁBAMOS NUESTROS CUERPOS ARDIENTES

¡Hermana! Deshojábamos nuestros cuerpos ardientes
en una profusión sin fin y sin sentido...
era otoño y el sol -¿te acuerdas?- endulzaba
tristemente la estancia de un fulgor blanquecino...

Luego -los ojos grandes como carbones rojos-
te arreglabas la toca, el velo... y sin ruido
te ibas, como una sombra, a la capilla aquella
perdida entre opulentos rosales amarillos...

Venían días tristes en que te recogías...
mi amor se hacía más inmenso y más sombrío
y cuando tú surgías, más pálida que el agua,
encontrabas mi pecho como un pájaro el nido...

Tú creías que Dios te miraba... En las tardes
de huracán y tormenta temblorosa de frío
ibas, los ojos bajos, pegada a las paredes,
con el corazón asustado como un niño.

JUAN RAMÓN JIMENEZ

viernes, 24 de diciembre de 2010

La Zona Creativa -Ortuella-

Kultura Ezkerraldean, agrupación que integra a escritores, pintores, escultores, poetas, artistas digitales, fotógrafos, etc. del área metropolitana del Gran Bilbao, presenta en el Salón Gorbea de la localidad vizcaína de Ortuella, el jueves día 30 de diciembre a las 20.00 horas, el libro “La Zona Creativa”, textos e imágenes de 17 artistas vizcaínos -los pintores Carmen Abascal, Julián Momoitio, Antonio Galán, Fernando Garay, Román Ariz, Aurora Sánchez “Ausane”, Alberto Momoitio, los escultores Joaquín Alcalde, Adolfo Luis Cuevas, Lucas Alcalde, Juanjo Novella, Mikel Varas, los artistas digitales Karmelo Gañán, Pablo Momoitio, el fotógrafo Guillermo Casas Baruque, y los escritores Nieves Díaz y Felipe Valle Zubicaray- reunidos en un proyecto común en torno a un título alusivo a la no siempre recordada actividad artística y cultural de la Zona Minera Vizcaína y Vasca, en un espectáculo poético-musical a cargo de los poetas y rapsodas Mónika Nude y Julián Borao y el guitarrista Ander Larrinaga.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Felices pascuas y poético 2011

Con esta foto de Tacha Qintanar
queremos desearos unas felices Pascuas
y un buen año 2011 en la poesía

La revista Zurgai está en la calle



En los lugares de costumbre

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Un poema de Blas de Otero

ESTOS SONETOS

Estos sonetos son las que yo entrego
plumas de luz al aire en desvarío;
cárceles de mis sueños; ardiente río
donde la angustia de ser hombre anego.

Lenguas de Dios, preguntas son de fuego
que nadie supo responder. Vacío
silencio. Yerto mar. Soneto mío,
que así acompañas mi palpar de ciego.

Manos de Dios hundidas en mi muerte.
Carne son donde el alma se hace llanto.
Verte un momento, oh Dios, después no verte.

Llambria y candil de soledad. Quebranto
del ansia, ciega de luz. Quiero tenerte,
y no sé dónde estás. Por eso canto.

Blas de Otero

martes, 21 de diciembre de 2010

Un poema de Txema Pinedo

soy Txema Pinedo,
aprovechando la noche erotica a la que haceis referencia, he preparado un texto, espero estar acorde al resto... eskerrik asko.

Se titula: Puro frenesí.


A solas, de pie.
A veces recostada.
Alguna que otra vez,
imaginas entregada.

Sumisa de tu camisa,
que yace en algún lugar.
Comienzas a volar
Desde aquella cornisa.

Con tu absentismo
nada es igual.
Hay un abismo entre el mal
Y el sentirse a uno mismo.

Admiro tus pechos,
Desbordándose entre tus dedos.
A punto de estallar.

Tus labios entrecortados
Dejan escapar un suspiro.
Gestos improvisados
En un cuerpo retorcido.

Arqueando tu vientre
Agarrando las sabanas hirientes.

Calmas tu pelo
Y lo vuelves a enojar.
Prisionero en libertad.
Tacto que anhelo.

Uñas letales,
dejan huella en los cristales.
Garabatos
de un arrebato.

Otra vez me pierdo,
en tus pechos alocados.
De lado,
recostados…

Puro frenesí.
Golpeándose entre sí.

Sé que me ves
cuando dejas de mirar.
Estoy justo delante,
Detrás…
Movimientos delirantes.


Un grito mata el silencio.
Solo se oye respirar.

Tus músculos relajados,
expuestos al resto.

Tus piernas entregadas,
No temen nada.

Tus manos,
tus pechos…

Piensas en soledad
Cuando no hay tiempo
para clasicismos,
nada es igual.

Hay un abismo entre el mal
Y el sentirse a uno mismo.


www.versosdescolocados.blogspot.com

lunes, 20 de diciembre de 2010

Un poema de Ángela Serna

Del ultimo libro de Ángela Serna "Pasos -El sueño de la piedra" extraemos este octavo peldaño, de los doce que contiene.
VIII
Palabra Silenciada

Octavo peldaño de la noche.
En la noche hacia nada.
Hacia la nada.




Si, también yo quisiera ser palabra desnuda...
Ángela Figuera

SENTIR la brisa
al borde del camino.

Sentir el camino
adentrándose en los huesos.

Absorber la médula
impasible.

Ser Constatación
de lo imperturbable.
Palabra desnuda.

Sentir el aire concentrado
alrededor de una sílaba.

Silbar.

Reconocer el soplo
de la palabra silenciada.

No poder hablar.
Abstenerse.

Esperar.
Sólo esperar.

Esperar que la turba
arda de nuevo.

Ser turba esperanzada.


Ángela Serna

sábado, 18 de diciembre de 2010

Un soneto de Julio G. Alonso


En la noche erótica de la Gran Noche Poética del bar Amor de Madre. Julio G. Alonso nos dedicó este soneto después de que no se encontraran las fresas que nos hubiéramos comido al finalizar su lectura. (Se perdieron)

FRESA

Si en el torpe sentido de mi boca
eres sabor que a la lujuria incita
no dejes en suspenso aquesta cita
festiva, juvenil, alegre y loca.

Que si la vida como breve es poca,
la corta brevedad en ti concita
largo placer que en el placer invita
vivir cuanto de vida a ti te toca.

Pongo en mis labios besos que te besan
y deshago en mi lengua los placeres
que en húmedas caricias se me entregan.

Te como y te hago mía mientras creces
las ansias de mis ansias cuando llegan
en fresa pulpa sueños que me ofreces.

Julio G.Alonso

jueves, 16 de diciembre de 2010

Un poema de Cesar Fernández

Un poema de Cesar Fernández en el segundo aniversario de su libro Requiescat in pace

Un poema para Enrique Morente

HOMENAJE A UN HOMBRE BUENO


Se nos ha muerto la VOZ,
allí, Andalucía,
mas sigue vivo el cantar
como él lo quería.

Viviste despierto,
te fuiste dormido,
y ahora en el Cielo
tu canto está vivo.

Nos lloverá tu “cante”
de artista y de amigo,
Enrique Morente
Dios brinda contigo.


Launaz

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Antología poética vasco-cubana


He aquí una versión (que no es exactamente la que se publicó en Cuba) de la antología poética de poetas cubanos y vascos que apareció en Holguín bajo el título de Ciudades bajo un mismo cielo. Si a alguno de los autores -no es fácil pedir permiso a todos- les molesta esta subida, no tendré problema en retirarlo. En cualquier caso el libro se puede leer, pero no bajar. Para cualquier cosa dejo mi e-mail: jaguirreo@yahoo.fr

NUEVA NOCHE POETICA , DEDICADA A LA POESIA EROTICA

A LAS 20'30, EN EL AMOR DE MADRE, OBISPO ORUETA 5, BILBAO

domingo, 12 de diciembre de 2010

Alma Que Se Descubre

(En su recuerdo hoy 12/12/2010)
Hay una serpiente de rosas que hacia ti crece,
y un lechoso río de estrellas que se desborda
convirtiéndote en el canto que ocupa mis años
e inundando de fuego fondos de mi palabra.


Hay un mar de estío perdido por tus caderas
y un cielo de noches en lo oculto de tus ojos,
y en tu boca unos gozos que me saben al vino
de Grecia y Roma, de estés conmigo, y sin medida.

Hay jilgueros que se acurrucan por tu melena,
los girasoles que se acunan entre tus pechos
y que a mis manos llegan como un redondo día.

Hay tardes que llueven siempre a través de tu espalda,
mariposas que elevan la campana del campo
y la luna que duerme en el agua de tu rosa.

martes, 7 de diciembre de 2010

Un poema de Txema Pinedo

Arrodillado entrego mi alma ,


Desalmado feliz,
duermes en calma.
Lloro por no reír,
de alegría.
El mundo deja de girar,


las estrellas las colgué mientras dormías.
El sol subido a un escalón pude encender
con la ironía de lo que significa
querer día a día.
Es mas fuerte un sentimiento a tiempo
que esconder lo que siento.
Hablas y no entiendo pero te creo,
pequeños balbuceos.
Esa carita parte de mi,
parte de ti,
nos sonríe feliz.
Esas manitas diminutas.
Esos hoyuelos al sonreír.
Esos andares entre tropezones,
mi universo se acerca gateando,
despierto ando soñando
mientras te duermo entre canciones.
Das sentido a un vivir que ya lo tenia,
pero que no podría ser sin ti.
Te quiero querer y de hecho
te quiero mas de lo que puedo,
aun así me esfuerzo
y consigo superar el sentimiento
hacia ti.
Soy insignificante si no estas delante,
tan indefensa en mis brazos
que son rocas a lo adverso.
Quedate conmigo
por superar lo desconocido.
Dame tu manita
y haz grande la mía.
Cuando estamos a solas,
todo esta hecho para nosotros 3,
dichoso el querer que nos acosa.
Tu fotografía llevo en mi mente
a lo largo que es un día sin verte.
Haizea,
eres la pequeñaja de ojos de gata.
La pottola que se deja querer,
la princesa de tus aitas,
el sueño que despiertos
disfrutamos con los ojos,
y el corazón,
bien abiertos.

Txema Pinedo
www.versosdescolocados.blogspot.com

lunes, 6 de diciembre de 2010

Presentación de "Epicentro poético", antología de poetas vascos y chilenos, en Temuco.


Más adelante llegará a Bilbao. Los poetas vascos que participan en el libro son Txaro Sierra, Miguelángel Zorrilla y Óscar Alberdi.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Bajo la calle



Bajo la calle como si no fuera
Posible otra manera de vivir
Como si paso a paso y día a día
No fuera el sol a quemarnos los ojos
Rojos de tanto ver y no hacer nada
Como si desde el mar aún no viniera
La rauda ola que las miras abre
Que se apresura al corazón del día
Y lo deja morir por más que suene

Y la alcancía de los días es
Ese tesoro nunca repetible
Que enterrará su tanta estrella muerta

jueves, 2 de diciembre de 2010

Un poema de Itziar Mínguez Arnaiz

Itziar Mínguez Arnaiz es una poeta de Baracaldo que ayer estuvo en la noche poética del bar Ambigu de Bilbao dejándonos alguno de sus poemas. A continuación os dejo este poema de su libro "De cara o cruz" editado por la editorial Huacamano en el año 2.009, extraído del blog "poetas vascos"

quinto b

nos hemos encontrado en el portal
y no sabemos cómo saludarnos

nuestros labios chocan
y se esquivan torpemente
al tratar de poner los dos besos
en el sitio que les corresponde

en lugar de subir a pie
como siempre
montamos juntos en el ascensor
por primera vez

vaya día
¿no?
estos cambios no son buenos

asentimos
tan de acuerdo estamos
al menos en eso

hablamos del tiempo

como dos desconocidos
quién lo diría
nosotros que nos sabemos
de memoria

por fin llegamos al descansillo
quinto b

abres la puerta
y entramos

hasta hace poco era nuestro hogar

ahora
sólo es una casa

Itziar Mínguez Arnaiz

martes, 30 de noviembre de 2010

Un poema de Iñigo San Sebastián

Iñigo San Sebastián es un poeta de la Rioja que nos visitó en la noche poética del bar Residence el pasado día 11 de noviembre. Por cierto que habrá una nueva noche poética el próximo día 1 de diciembre en el bar Ambigu de la calle San Vicente nº 5 de Bilbao. Os esperamos a todos.

VIVIR, PERO ¿CÓMO?

“Le spectre du n’importe
quoi me crève, tout est
n’importe quoi et derrière
apparaît le spectacle accablessant.”
Alcatraz

Bukowski le dijo a Van Gogh
­― aunque Vincent nunca lo supo,
por ese matiz que es el tiempo―
que las putas quieren dinero,
no que te cortes una oreja.
Es el sentido práctico de la vida
que me dice claramente:
olvídate del edificio,
esa chabola que hiciste dúplex
― la buhardilla donde mirar al mundo
y el sótano donde crear las armas―.
Vivir sólo parece posible
si me confunden con otro.
Cualquiera.


FOTOGRAFÍAS

Sé que por más que haga,
por más que mis dedos
me dibujen en el papel,
por más que el lloro
y la sonrisa,
la rabia,
te intenten dibujar como a mí,
sé que al final
sólo será una foto
con grietas en el papel
y los bordes amarillos.
Y luego, polvo.

Iñigo San Sebastián

Los dos poemas anteriores pertenecen al libro Asfalto (Ed. Celya, 2004)

jueves, 25 de noviembre de 2010

Tertulia Asociación Artística Vizcaína

ASOCIACIÓN ARTÍSTICA VIZCAÍNA
"POESÍA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO”
La tertulia de hoy quiere sumarse a todas las voces que denuncian
la violencia de género, también la poesía tiene algo de aportar
en esta lucha sin cuartel para erradicar esta lacra social:
MARTES 30 de NOVIEMBRE 19,30 Horas.
HOTEL BARCELO NERVIÓN. Campo de Volantín 11 BILBAO.
hoy más que nunca que se escuche vuestra voz.
¡Os esperamos!

martes, 23 de noviembre de 2010

Dos sonetontos a botepronto

Mi corazón no sabe qué se dice,
Pues en esta prisión ya no hay ventanas,
Mi corazón abraza las manzanas
En que su salmo oscuro se bendice.

Ya no hay herida o sol que cicatrice,
Me abandonaron las palabras vanas,
Abierta herida el corazón que sanas,
Cielo donde mis sueños americe.

Esto es eterno: este segundo solo,
Esta luz que me nace en la palabra,
Esta súbita sed en que me inmolo.

No queda más que este dolor que labra,
Esta línea dolida mas sin dolo,
El horizonte al fin, su hielo, el abra.


***

Me has dejado un regusto tan amargo
Que aún presiento el sabor que me destinas;
Hay una eternidad en cada esquina,
Cada segundo puede ser muy largo.

Prolonguemos la luz, yo me hago cargo
De las trenzas a veces asesinas,
Y de la soledad de la cocina
Que cocina en silencio, sin embargo.

Hay un acordeón de luz y luto
Y una gotera interminablemente,
Y un pensamiento que la lluvia dice.

Yo sé de lo infinito diminuto
Que habla al oído silenciosamente,
Para que el corazón se paralice.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Un poema de Carlos García de las Bayonas

La Niña que Yo Amo

La niña que yo amo tiene el corazón de piedra
guardado por unas puertas de hierro
mezcladas con una aleación de acero.

Esta hecha de barro de la tierra
no tiene sentimientos, ni pasión de fuego
pero me da igual, es la niña que yo quiero.

Y a mi las puertas de su alma me cierra
sin aviso, mas le hago caricias por el cuerpo
para que me las abra con gesto tierno

consumando nuestro amor sin guerras
entre nosotros, solo el susurro del viento
que nos une y nos elevará juntos al cielo.

Carlos García de las Bayonas

Un poema de Txema Pinedo

OMISO

Cada día empezamos de cero
Nunca recuerda que le quiero.
Toda una vida vivida
Y al final, todo se olvida.


Extraños le saludan
de forma entregada.
No recuerda nada.


Incomodado por el pasado
que no coincide con el presente;
Sus impulsos desordenados,
le mienten.


Un padre que ahora es hijo,
Un niño reconvertido,
Recuerdo los paseos
sin rumbo fijo.
Mil sitios
donde nos hemos perdido.


Crecía con tu cariño,
Ahora envejeces omiso.
El olvido vive contigo
y el pasado,
revolotea a mi lado.


Te echo de menos,
aun estando aquí ahora.
Me añoras,
pero no nos conocemos.


A veces nos ponemos de acuerdo,
Y vivimos un instante cuerdo…


Comencemos por el principio,
Aunque mañana dé lo mismo.
Compartamos un indicio
de algo… en el abismo.


Te echo de menos,
Aunque nos miremos.


Imagino lo que signifique
mi abrazo anónimo.
Vivo sin identidad;
Compañero homónimo.


Si la vida nos olvida,
que la mente nos recuerde.
Si padecemos su ira,
Mejor comenzar a conocerse.
Que las penas en compañía,
Ni son tuyas,
ni son mías.


Te echo de menos,
aun estando aquí ahora.
Me añoras,
pero no nos conocemos.




Texto Txema Pinedo,
J.M.L
Espero nunca olvides que te quiero.


www.versosdescolocados.blogspot.com

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un poema de José Juan Martínez Ferreiro

José Juan Martínez Ferreiro visitó la noche poética de Bilbao. Llegado desde Viveiro (Galicia) nos dejó algunos de sus poemas.

Un poema de Luis Oroz

Luis Oroz nos visitó el pasado jueves día 18 en la noche poética de Bilbao. Vino con sus poemas desde Mallorca para dejarnos admirados con su poesia. Este poema está extraído del blog "las afinidades electivas"

DICEN

Dicen que los recuerdos son semillas
que crecen en la tierra de lo que ya no existe,
que necesitan tiempo, que se hidratan
con la humedad de la melancolía.

Dicen que son tardías, que maduran
con la caricia de otro sol más cálido,
que se agarran al pecho
cuando el cuerpo se tropieza en el hueco de un minuto vacío,
que perfuman al triste
y que nutren al hombre que se muerde las uñas.

Dicen que la memoria
solo espera el sabor que la devuelva
a ese lugar en donde nunca estuvo,
que no puede moverse
cuando sujeta el peso de las cosas que pasan.

Yo sé, como tú sabes, que todo es relativo,
que el argumento cae
como el orgullo que atraviesa el puente de nuestra soledad.

Porque recuerdo el beso de las 7
con la profundidad del que se siente calladamente lejos.

Y son las siete y cinco…

_________________y no te has ido.

Luis Oroz

sábado, 20 de noviembre de 2010

Ángeles y Demonios

 

Hay árboles ardiendo en la otra acera.
Respiro ya ¡YA! ¿Ahora?, aliviada
Cruje el destino a mi derecha
la izquierda se esconde tras el velo.
No me leas cuentos a la intemperie.
Hay carromatos tirados por bestias
Sobresale la conciencia en músculo deforme.
Aire que no avanza,¡corre, corre!. No apaga
Eterna, universal, infinita suspiro, calma.
¿Porqué es tarde?, no, ¿Porqué es pronto?
Arranco tu sonrisa. Hiero tu boca, vomito palabras.
Hay pájaros descansando en el tendido.
Ángeles y demonios. Males y bienes
Plumas extirpadas ¡calla! No les molestes
Silencia el arrullo, morirán temprano.
Hay finales que no acaban al antojo
Desconecta mi salida. Invéntame en tu amnesia
Soy el ave de plumas extirpadas.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Sayenco Noviembre - edición definitiva

Aerolitos de Carlos Edmundo de Ory

Estos Aerolitos de Carlos Edmundo de Ory están musicados por Jan Garbarek.

Poema de Carlos Edmundo de Ory

Poema de Carlos Edmundo de Ory, que nos abandonó hace escasas fechas, musicado y cantado por Luis Eduardo Aute.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Sublimación del Ser de Sergio Oiarzabal

Poema "Sublimación del Ser" de Sergio Oiarzabal

Recitado por Mónica Nude

Poemas recitados del libro "Gobada"

Poemas del libro Gobada recitados por sus autores Antonio Molina y Daniela Bartolome

El poeta iconoclasta

Muere Carlos Edmundo de Ory.

«La poesía es un vómito de piedras preciosas», «La risa es el sexo del alma» o «El viento es Dios que pasa bailando». Estos son algunos de los «aerolitos», aforismos o palabras mágicas que caracterizaron la gran obra del poeta gaditano Carlos Edmundo de Ory, fallecido ayer a los 87 años en Francia.
Seguir leyendo

martes, 9 de noviembre de 2010

Un poema de Txema Pinedo

TENGO EL ALMA ROTA A POSTA

Tengo el alma rota a posta,
por dejarme querer.
Tu mirada, no me dice nada,
la mía, no me deja ver.
Tengo un compromiso omiso.
Una deuda en el Haber.
Olvido facilmente el recuerdo,
recuerdo vagamente el poder.
Sin valor para vivir mejor.
Sin ganas de ganar, a la hora de perder.
Con el bolsillo deshilachado,
dejo caer lo guardado.
Mis zapatos pisan mis pasos,
las pisadas no dejan huella, ni nada.
Tengo voluntad,
pero esta gastada.
El espejo no ve mi reflejo.
Si me mojo es sobre seco.
Hablo en soledad
para no ser debatido.
Intento concebir
un sin ti, conmigo.
En la mar escondo,
mi ilusión por estar vivo,
dicen que en el fondo,
no soy tan negativo.
Soy el polo opuesto
a lo que llevas puesto.
Siempre me quedo solo.
Padezco un recuerdo envolvente
de tu risa efervescente.
Busco mi lugar,
pero no se donde estar.
Miro a tu lado
y ya te has marchado.
Solo queda el hueco,
que huele a tus mejillas,
tiemblan mis rodillas
y todo frena en seco.
Intento caminar
pero vuelvo hacia atrás.
Esto no puede ser,
siempre pierdo, a toda costa.
Tengo el alma rota a posta,
por dejarme querer.

Txema Pinedo
http://www.versosdescolocados.blogspot.com/

domingo, 7 de noviembre de 2010

"SONROJO" recitado por Mónika Nude.

"siempre la sangre, oh Dios, fue colorada"
Blas de Otero


Mi corazón no tiene desperdicio:
unas veces se afana, otras se enoja;
busca el hálito azul de cada hoja,
busca en cada palabra un precipicio;

mi corazón busca el menor indicio
para recuperar su sangre roja,
por que cada palabra que le escoja
le lleve hacia la luz de un nuevo inicio;

mi corazón está fuera de quicio,
son un árbol de sangre mis pulmones,
otro país su despertar aloja;

mi corazón, la sombra que acaricio,
tiene múltiples ramificaciones,
sólo con otra sangre se sonroja.


sábado, 6 de noviembre de 2010

jueves, 4 de noviembre de 2010

NOCHE POÈTICA EN EL LUZ DE GAS














Fue una noche especial, éxito de publico y de poetas. Extraordinario ambiente. El día 18 de este mes de noviembre habrá otra velada en el bar Residence de la calle Barraincua a las 20'30, el día 1 de diciembre en el Ambigú de la calle San Vicente, y el 17 en Amor de Madre de la calle Obispo Orueta. Aparte estamos preparando una Noche Poética en el mes de febrero haciéndola coincidir con la presentación del libro de nuestro desparecido amigo, Sergio Oiarzabal, en el barrio de Rekalde donde el vivía.

domingo, 31 de octubre de 2010

Carta.Poema del libro Viento del Pueblo de Miguel Hernández

En el comentario que hay en la entrada del centenario de Miguel Hernández, un anónimo ha puesto un estribillo de este poema titulado Carta que os lo dejo aqui para que lo leáis en homenaje a Miguel Hernández que aunque se discuta su generación fue el mejor del 27.

Paulino

CARTA

El palomar de las cartas
abre su imposible vuelo
desde las trémulas mesas
donde se apoya el recuerdo,
la gravedad de la ausencia,
el corazón, el silencio.

Oigo un latido de cartas
navegando hacia su centro.

Donde voy, con las mujeres
y con los hombres me encuentro,
malheridos por la ausencia,
desgastados por el tiempo.

Cartas, relaciones, cartas:
tarjetas postales, sueños,
fragmentos de la ternura,
proyectados en el cielo,
lanzados de sangre a sangre
y de deseo a deseo.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.

En un rincón enmudecen
cartas viejas, sobres viejos,
con el color de la edad
sobre la escritura puesto.
Allí perecen las cartas
llenas de estremecimientos.
Allí agoniza la tinta
y desfallecen los pliegos,
y el papel se agujerea
como un breve cementerio
de las pasiones de antes,
de los amores de luego.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra,
que yo te escribiré.

Cuando te voy a escribir
se emocionan los tinteros:
los negros tinteros fríos
se ponen rojos y trémulos,
y un claro calor humano
sube desde el fondo negro.
Cuando te voy a escribir,
te van a escribir mis huesos:
te escribo con la imborrable
tinta de mi sentimiento.

Allá va mi carta cálida,
paloma forjada al fuego,
con las dos alas plegadas
y la dirección en medio.
Ave que sólo persigue,
para nido y aire y cielo,
carne, manos, ojos tuyos,
y el espacio de tu aliento.

Y te quedarás desnuda
dentro de tus sentimientos,
sin ropa, para sentirla
del todo contra tu pecho.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.

Ayer se quedó una carta
abandonada y sin dueño,
volando sobre los ojos
de alguien que perdió su cuerpo.
Cartas que se quedan vivas
hablando para los muertos:
papel anhelante, humano,
sin ojos que puedan serlo.

Mientras los colmillos crecen,
cada vez más cerca siento
la leve voz de tu carta
igual que un clamor inmenso.
La recibiré dormido,
si no es posible despierto.
Y mis heridas serán
los derramados tinteros,
las bocas estremecidas
de rememorar tus besos,
y con su inaudita voz
han de repetir: te quiero.

Miguel Hernández

sábado, 30 de octubre de 2010

Hoy hace 100 años que nació Miguel Hernández

CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO

He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataúdes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mí como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un día iré a la sombra de tu pelo lejano,
y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.

Miguel Hernández

jueves, 28 de octubre de 2010

Un poema de Txema Pinedo

GOTAS POCAS

Agua fresca que refresca,
Tu cariño que no cesa.
Fluye de forma natural,
el agua del manantial.
Necesaria como el beber,
tu sonrisa desprevenida.
Transaparente al caer,
rompe y sigue siendo vida.
Gotas pocas pero unidas,
un ápice de alegría.
Si tu vida es la mia,
siempre vives compartida.
Mareas suben, bajan,
desconcentran.
Hoy por ti,
mañana por mi.
Cuando las cosas se centran,
en hacerte feliz.
Mójame con tus caricias,
manos frias pero ardientes.
Chapuzón del atrevido,
ladrón de besos sin sentido.
Robin Hood del afectivo.
Te robo lo rico,
para darselo a tu ombligo.
El centro de mi mundo.
Trotamundos expresivo,
consentido,
agradecido por sentir,
una forma de vivir,
contigo.


Txema Pinedo

martes, 26 de octubre de 2010

NUEVA VELADA DE LAS NOCHES POETICAS

Pa imprimir tamaño A3




Nueva velada de Noches Poéticas. estas reuniones son de convocatoria libre y abierta a todo aquel que quiera leer sus trabajos, temas ajenos o sólo asistir como oyente. Su carácter es nómada e itinerante ya que cambiamos de bar, de barrio y dentro de nada de municipio. Tenemos otras fechas cerradas, 18 de Noviembre en el Residence Café de la calle Barrainkua, el 1 de Diciembre en el Ambigu de la calle San Vicente y el 17 de Diciembre en el Amor de Madre...Pero de momento os esperamos este viernes....

lunes, 25 de octubre de 2010

José Fernández de la Sota Premio Euskadi de Literatura

José Fernández de la Sota por su libro de Poesía "Vacilación" ha sido galardonado con el Premio Euskadi de literatura 2010 en su modalidad de castellano.

En la modalidad de Euskera del premio Euskadi ha recaído en Fermín Etxegoien por su novela "Autokarabana"

jueves, 21 de octubre de 2010

Conferencia de José Fernández de la Sota

La Asociación Artística Vizcaína Presenta:
Conferencia del escritor José Fernández de la Sota sobre el poeta Juan Larrea.

Lugar: Hotel Barceló Nervión, Campo Volantín, 11 - Bilbao.

Día: Martes, 26 de octubre
Hora: 19,30
Entrevista a Tachia :


http://www.latertuliadelagranja.com/?q=node/241


Saludos

El maestresala

miércoles, 20 de octubre de 2010

"La Casa Roja" Juan Carlos Mestre

LA CASA ROJA



A Carol Dom



Alguien anda diciendo que en las afueras de la ciudad hay una casa roja. Una casa donde los cardenales negros sacrifican papagayos a la voz del diluvio. El diluvio tiene las barbas blancas como el sauce de la jurisprudencia un domingo de bodas. Los predicadores aman la tempestad y golpean con sus Biblias de nácar la erección de los guardiamarinas. Las familias beben alcohol, se santiguan, recolectan insectos. El niño de la lámina se masturba plácidamente con la transparencia. La rosa de Jericó huele a vainilla. Alguien anda diciendo que en las afueras de la ciudad hay una casa roja. Una casa cuya ilusión está llena de peces, el pez de San Pedro, la conciencia del delfín encerrada en el aro de la bahía desierta. Lorenzo de Médicis tenía una casa roja, las maniquís de Bizancio tenían una casa roja. Mi corazón es una casa roja con escamas de vidrio, mi corazón es la caseta de los bañistas cuya eternidad es breve como columna de lágrimas. El minotauro hace rodar sus ojos por el acantilado de las estrellas, la herida del anochecer hace su nido en la arena. Yo hablo con alas, yo hablo con humo de lo ardido y lava de diamante. La geometría bebe veneno, en el canto de los pájaros suena la armonía del baile de los muertos. En la casa roja hay una mesa blanca, en la mesa blanca hay una caja de plata con la nada del sábado. La intemperie gime contra los muros, la tristeza gime contra los mármoles. El profeta tuvo una casa de papiro a la orilla del lago, la muchacha del ghetto vivió en la casa de las preguntas. Mi mano izquierda luce un anillo de agua, en el camafeo de la supersticiosa brilla el mercurio de la temperatura. Lo que canto es lumbre, caballos lo que canto contra la aritmética y los números. Alguien anda diciendo que en las afueras de la ciudad hay una casa roja, una casa bajo el índice del cielo y el negro nenúfar de la amante devota. El muchacho con ojos de ebonita ama la enfermedad y el rubí de los reyes. Las mujeres hermosas sueñan con acuarelas, sueñan con garzas y volúmenes y súbitos prodigios sobre las alfombras de lana. Yo vivo extraviado entre dos rosas de sangre, la que tiñe la calamidad de impaciente belleza, la que tiñe la aurora con su astro eucarístico. Mi voluntad tiene la cólera del orfebre, mi capricho tiene el óxido de una frente de hierro. Nadie cruza los bosques malignos, nadie sobre la yerba de la muerte escucha el desconsolado discurso de las ceremonias asiduas. Yo veo el arco iris, yo veo la patria de los músicos y el olivo de los evangelios. Mi casa es una casa roja bajo la fibra de un rayo, mi casa es la visión y la beldad de una isla. Aquí cabe la gala del mandarín y la escrupulosa usura de las edades antiguas. Esta casa mira al norte hacia las lagunas de helechos, esta casa mira al sudeste azotada por el aliento de los que piden limosna.




Juan Carlos Mestre

jueves, 14 de octubre de 2010

el cartero de Dios

Que se borre el sendero con mis huellas




y se extravié ese despreciable cartero,



Mercurio ateo y mercenario que en pos de mi rastro atravesó el sol



de las largas y lumínanoslas tardes de mi infancia



persiguiendo mi rastro caliente implacable hasta hoy día,



pisándome los pasos con el hueco eco



de calabozos cerrando sus puertas con un siniestro golpe tras de mí,



como si en vez de haber vivido



hubiera dedicado toda mi existencia a huir,



como si permanentemente haya habitado en un laberinto de adverbios.











Que pierda sus delgadas y suaves manos



en un milagroso accidente,



como cuando el viento arranca las velas a un barco



o hace desaparecer entre los otoñales montones de hojas



el destino de una constelación



atrapada hasta ahora en un puño cerrado



que se abre dejando caer que la vida fue una pérdida de tiempo.







Que un torbellino lo envuelva y lo desoriente.



Que el vendaval lo ciegue y lo persiga a él



confundiéndolo como la negra premonición



de un coche fúnebre intentando atropellarlo



si toma la decisión errónea de cruzar una calle.







Que Caronte sobornado únicamente con dos monedas falsas



se niegue a guiarlo hasta la orilla



donde me he dejado morir como las ballenas



y no consiga entregarme ese certificado con Dios por remitente,



que a él lo liberé y a mí me pesé más



que una nueva tarea al bueno de Sísifo







El firmamento tiene millones de ojos por los que nos observa,



pero como un ciclope la condenación una única puerta



en la que un rejuvenecido Mefisto me aguarda para solicitarme los papeles



y fingir como si no me oyera preguntar: “¿ Qué cielo hace hoy en el inferno?.







Ningún esforzado Homero narrara mi historia



pues mis sueños no son los de Ulises ni mi alma la de Fausto.



Sin embargo, este ensueño me parece haberlo tenido ya antes.



Era jueves, llovía…



Pero hasta ahora nunca el diablo,



que me hacía reverencias en la puerta como a los buenos clientes,



había tenido mi rostro.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Se acerca una nueva Sayenco

sayencooct48pp[1]


Aún inacabada y sin pulir, pero que se asome quien quiera. Y quien quiera subir, que avise.

Un poema de León Felipe

Así es mi vida,
piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera...

León Felipe

sábado, 9 de octubre de 2010

Semana de Poesía en Bilbao

BIBLIOTECA DE BIDEBARRIETA – SEMANA DE LA POESÍA
JUEVES 14 EGUENA 19,30 H.
Hitzaldia
“Gabriel Arestiren poesia”
Hizlaria: Jon Kortazar
Herrezitatzailea : Jose Kruz Gurrutxaga
esta jornada se desarrollará integramente en euskera
VIERNES 15 BARIKUA 19,30 H.
Recital de poesía
Poeta: Juan Carlos Mestre
Poeta: Jorge Riechmann
SABADO 16 ZAPATUA 21,00 H.
Haragizkoa
Olerkaria: Omar Nabarro
Musika: Rafa Rueda eta Jaime Nieto
Irudiak: J.Barrenetxea
Hitzak: Edorta Jimenez
LUNES 18 ASTELEHENA 19,30 H.
“Hojas de Madrid con la galerna”
Blas de Otero
Presentación: José Fernández de la Sota. Poeta
Sabina de la CruzPresidenta de la Fundación
Blas de Otero
Recital:
Udane Goikoetxea – voz
Tiziana Tagliani – Arpa
MARTES 19 ASTEARTEA 19,30 H.
Llegó con tres heridas
Dedicado a Miguel Hernández
Asociación Artística Vizcaína
Recitan: Mª Ángeles Pérez
Roberto Zalbidea
Guitarra: Beatriz Gómez Fernandini
Voces en off: Txemi del Olmo
Mikel Lloret
MIÉRCOLES 20 EGUAZTENA 19,30 H
Recital de Poesía
Poetas: Mercedes Roffé
Valerie Mejer
Miren Agur Meabe
Musica: Melsax
JUEVES 21 EGUENA 19,30 H.
Los destellos de la sangre
Poetas: Pablo González de Langarika
José Fernández de la Sota
Rapsodas: Marina Pérez
Carmen Bereciartua
VIERNES 22 BARIKUA19,30 H.
Otras Miradas
Poetas: Izaskun Gracia Kintana
Ángel Herro
Hasier Larretxea
Isabel Cadenas Cañón
Elena Medel
Musika: Remake
SÁBADO 23 ZAPATUA 19,30 H.
Encuentros
Poetas: Andrés Neuman
Kirmen Uribe
Musica: Ales Larrazabal
21,30 H.
Poético Debut
Poeta: Lucía Camón
Piano: Fran Rubio
DOMINGO 24 IGANDEA 12,00 H.
Entrega de premios
8º Concurso de poesía Infantil
Presenta
Antzezkizuna Guiñol Taldea
DOMINGO 24 IGANDEA 19,30 H.
en BILBOROCK
Versos de fuga y fuego.
Poemas enajenados
Grupo Galatea
SABADO 30 ZAPATUA 20 H.
EN EL TEATRO CAMPOS ELISEOS
Versos Presos – para la libertad
Espectáculo poético
Día del centenario de Miguel Hernández
Entrada 15 euros

Homenaje a Miguel Hernández

AULA DE CULTURA DE SAN BARTOLOMÉ EN LEIOA
Recita Laureano Jiménez Galán
Acompañamiento musical Iñaki Basabe
Viernes 15 de Octubre a las 19,30 h.

Presentación de la revista Zurgai en Cantabria

La fundación Gerardo Diego presenta el monográfico de la Revista Zurgai de junio del 2010
4 del 27 con JUAN LARREA, GERARDO DIEGO, DÁMASO ALONSO Y MIGUEL HERNÁNDEZ
La presentación estará a cargo de su Director Pablo González de Langarica
Conferencia de José Fernández de la Sota autor de la biografía JUAN LARREA : VERSIÓN CELESTE.
Jueves 14 de Octubre del 2010 a las ocho de la tarde
FUNDACIÓN GERARDO DIEGO Calle Gravina nº 6 Santander

martes, 5 de octubre de 2010

BOSQUE

En este bosque se conserva el día,
Su novísima bruma.
Todo en este lugar está intocado
Por la mano del hombre.
Quisiera comprender ese lenguaje
Que habla el agua a las piedras y a los pájaros,
Que recuerda la arena donde soy.

En estas ruinas edificadoras
Sombras transitan de la noche al aura,
Y mi mirada no adivina dónde
Comienza el corazón, dónde termina.

En esta bruma el corazón se expande,
Pues no conoce límites, y anuncia
De entre las ramas un fulgor nonato
Que la adivinación me determina.

No es mi lenguaje, el de la enredadera,
Sino el musgo, el murmullo del arroyo,
La lanza liberada de la niebla.

No es mi palabra, mi memoria ausente,
Las ráfagas del viento aún enhebrando
El hilo de la luz a mi mirada.

lunes, 4 de octubre de 2010

Regresan Las Noches Poéticas a Bilbao

NOCHE POÉTICA
Esta vez en el bar Carola
del Muelle de Olaveaga
miércoles día 6 a las 8,30 horas
la participación en estas reuniones poéticas esta abierta a todo el que lo desee. Podrás leer tus poemas a los presentes.
os esperamos a todos

martes, 28 de septiembre de 2010

Bilbao y Blas de Otero en Temuco

"Porque escribir es viento fugitivo
y publicar, columna arrinconada"

Blas de Otero.



Columna aparecida en el semanario Tiempo21 de Temuco. Clic sobre ella para leer, clic de nuevo en la siguiente página para ampliar.






Nuestras ciudades vienen con nosotros. Blas de Otero, acaso el mejor poeta de Bilbao, la veía en las aguas del Volga y en el mar de China, a donde fue a orientarse. Jorge Teillier se dio cuenta en Madrid de que “hay que viajar para no viajar”. Uno no puede evitar ver su territorio allá donde va, como tampoco puede desprenderse de sus ojos, que ven con la memoria. Y es por eso que encuentra parecidos, o tal vez sería mejor decir apariciones; sí: su ciudad se le aparece en la otra ciudad, como cuando cree cruzarse a su amor por la calle, y por un momento el engaño le enciende, hasta que descubre que la semejanza era sólo un espejismo. Pero si algo desde que el tiempo es tiempo –es decir, desde que está habitado– ha desencadenado la memoria del poeta, eso es la lluvia. La lluvia borra los límites, difumina los contornos, dibuja y desdibuja con su spray. Y así, cuando llueve, no llueve ahora, llueve siempre; no llueve aquí, llueve lejos. La lluvia tiende un hilo transparente entre territorios que se recuerdan.

En Bilbao, como en Temuco, llueve, llueve, llueve. Y si para Neruda la lluvia es el personaje más importante de su infancia, Blas de Otero ve cómo “llueve en cursiva” y, sobre todo, “llueve de memoria”. La llovizna diluye los lindes e iguala las ciudades, como dos gotas de lluvia. En el centro de Bilbao hay una araucaria con un busto de Alonso de Ercilla, poeta de ascendencia vasca, bajo el cual se lee: "Euskaldunok Txileri - Los vascos a Chile". Llueve tiempo sobre el poeta, en el centro de Bilbao, en el corazón de la Araucanía. Un Ercilla admirado de gotas paralelas. “No las damas, amor, no gentilezas de caballeros canto enamorados”, verbo aguerrido en medio de la lluvia, del barro –“barrizales del alma niña, y tierna, y destrozada”–. Vivifica la lluvia el alma de la tierra y respira y canta el mapuzugun y el corazón antiguo del euskera. Los árboles de Temuco y Bilbao, las profundas raíces bien fincadas, respirando los cerros al final de la calle y abriendo los ojos de las hojas, aún hablan la lengua de la tierra. Sigue lloviendo y Ercilla tiene los ojos abiertos, en los que brillan oscuras lágrimas. El futuro, el pasado, Temuco y Bilbao se confunden en la lluvia, el corazón es una casa de cuatro piezas, del corazón de Ercilla mana sangre verde.


Javier Aguirre O.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Un poema de J.A. Labordeta

Cantamos.
Cantamos por las calles –avenidas a medias-
con nuestro amor -¿amor aquello?- sobre
la espalda recién cicatrizada aún.
Y tardes enteras
en las vespertinas sesiones de cines humildes
cogidos de la mano -¿amor aquello?- inútilmente
horas y más horas. Hasta casi las nueve de la
noche.

Y luego el reverendo padre
en el púlpito barroco y torturado
acusándonos a todos -¿amor aquello?-
por unos besos nunca omitidos.

Y a pesar de todo
cantamos hasta abordar tus labios
con mis labios desesperadamente hartos
del silencio no vida tantas horas paradas
ante un escaparate iluminado.

¿Amor aquello?

Sí amor aquello
unido abrazo pleno hasta saciar la sed
del dedo la palabra el llanto
la agonía de los besos furtivos
en un baile aséptico domingo por la tarde
en la ciudad.
José Antonio Labordeta

Un poema de Carmen Andrés Para J.A. Labordeta

Espérame en el cielo José Antonio,
O bajo la sombra del paísano hayedo,
Espérame, bajo la hojarrasca, o la tierra
Fecunda, de robles o de acacias.

Espérame, con tu tierna mirada
Cargada de recuerdos, vivencias amasadas
Con harinas de los campos de España,
Fermentadas al calor de tu humanidad desparramada,

Espérame amigo, que la cita nos llama
Y no sabe de tiempos, será hoy, o mañana,
Y quiero acompañarte en tu canto a La Albada,
que no selle la muerte tu voz , ni tu palabra,

Te fuiste José Antonio, con la mochila hinchada,
Repleta de esa clase de amigos que acompañan ,
De los que irán cuidando tus huellas por la Patria,
Y harán de tu recuerdo un cancionero, para plantar batalla,


Espérame a la orilla de un rocío, o entre las lumbres
De un hogar sencillo, crepitándo entre brasas
Que alienten corazones y alumbren mentes sanas,
Espérame, baturro, espera, no te vayas

Llevaré algún racimo de cepas sosegadas,
una hogaza de paz, aceite y mermelada
Dulce, para que, ésta Libertad no sea tan amarga,
Espérame Poeta, quiero cantar contigo un Adagio a la llana

Carmen Andrés

domingo, 19 de septiembre de 2010

Habrá un día que todos
al levantar la vista
veremos una tierra
que ponga libertad


Antonio Molina nos remite un poema para JOSÉ ANTONIO LABORDETA Poeta, cantautor, político etc.... que ha fallecido esta madrugada, 19 de setiembre, en Zaragoza.

Antonio
Treinta millones de niños, nos dejan cada año.
Treinta millones de niños, que no necesitan vivir.
Adiós Labordeta te has ido entre ellos.
Dejándonos frases de muy buen criterio:
“¡Iros a la mierda!“ Palabras sinceras
te brotaron del alma de mente serena,
de fe y esperanza.
El hombre estercolero viviente.
Flor carnívora… Todo lo devora.
Los sueños de niños que nacen y mueren.
El hombre le complace sus propias miserias.
Ensombrecen sus sentidos atrofiados por la nada.
La vida es muerte y su hedor nos adormece.

molina

UN POEMA DE JUAN CARLOS MESTRE

LO QUE SE DE MÍ

Yo he nacido aquí junto a las altas lilas del verano
y los verdes racimos amargos de la aurora.

Yo he nacido entre las rosas que han muerto
y el mustio follaje de los jardines de un sueño.

En las transparentes alamedas que canta el ruiseñor
y abre el rocío con su cuchillo de cristal en la mañana.

Como la hoja que cae sobre un sepulcro
yo he pisado al nacer esta piedra y su luz me ha salpicado.

Como el que nace para la música y talla la madera o la roca
y escucha su voz crujir bajo el cincel y no pregunta.

Yo he nacido duro de corazón y equivocado,
pero vosotros me habéis dado la tierna mano de la primavera.

El que sopla las estaciones y hace reverdecer al árbol muerto
ha mirado esta rama joven que no ardía.

Al consumido en su luz y al que el amor destierra
mis días por igual se han parecido.

Como aquel que al entrar en su casa se encuentra con la mar
y goza y es feliz y se queda con ella para siempre.

Yo he nacido aquí antes de que mi corazón se diera cuenta
y una dulce mujer se acercara a mi sombra como madre.

Desde entonces he sido melancólico y triste
porque he contado los astros y la lluvia y la arena.

De lo ajeno he tenido la bondad de la tierra
y de lo mío la nada en su infinita certeza.

He visto a los hombres mirar hacia el cielo
como buscando la vida que junto a ti se les niega.

Y he padecido con el dolor entre todos
y no he cerrado la puerta al florecido en su odio.

Al que marcado con saliva se esconde de los muchos
lo he elegido más cerca de mi corazón que a los otros.

Y he contemplado a los pájaros
resolver en el vuelo el misterio del aire.

Yo he nacido aquí junto a la piedra de Cluny
donde brota el mirto su tallo en la maleza.

Pero no he sido feliz,
mi memoria se ha cansado de llover y esperarte.

Nada pudo la abundante espiga del dolor contra nosotros,
cuanto más me iba, más tu amor me aprisionaba.

Y así he sido claro bajo el sol y también fuente
donde vienen a beber desde el fondo del mundo las estatuas.

Y un día, un día como hoy resplandeciente y puro
rozado tal vez por el deseo se acercó a la ventana mi figura.

Y al ver todo transido de pétalo aquel cuerpo
salí como siguiéndola y me perdí en su calle.

Yo te he amado pequeño pueblo entre dos ríos
donde supo mi corazón el don de la palabra y las alondras.

Juan Carlos Mestre.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Un peligroso paseo de la mano con Tachia



En 1956 conoció a Gabriel García Márquez y prendió la llama. Tanto que fuego que años más tarde, el letrudo colombiano le dedicaría su obra El amor en los tiempos del cólera en su edición francesa. Ella era, ya entonces, Tachia, aunque durante años fue Conchita Quintanar, una eibarresa de inquietudes literarias y revolucionarias. El nombre se lo puso otro gran escritor, Blas de Otero, con quien intimó en sus años de estudios en Bilbao. Cuenta con voz envolvente cómo un amigo de Gabo le invitó a un recital en París de la ropia Tachia, donde iba a recitar al poeta del 4º derecha del número 30 de la calle Hurtado de Amézaga. Dicen que García Márquez exclamó: ¡Una chica recitando poesía: aburridísimo! y no fue. Acabado el recital, su amigo se acercó con Tachia al café donde el escritor colombiano aguardaba y ahí comenzó todo...
 (Seguir leyendo)

lunes, 13 de septiembre de 2010

Todo lo que no es luz no vale nada

Todo lo que no es luz no vale nada
La misma sombra es luz si bien lo vemos
Lo que dentro en las manos contenemos
No es otra cosa que nuestra mirada

La verdadera luz apaciguada
Surtiendo el agua de lo que tememos
La luz que nos empujará los remos
Hacia la puerta azul de la cascada

La verdadera luz desaforada
Balando en la mañana necesaria
Pan para el pobre en medio del camino

La luz de la palabra silenciada
La bocanada que interroga el paria
La luz oscura que pronuncia el vino

jueves, 9 de septiembre de 2010

El "patito feo" saca pecho. II jornadas de poesía vasca


La poesía, la hermana pobre de la narrativa, el "patito feo" de las distintas disciplinas artísticas, saca pecho y se hará con un importante hueco en la agenda cultural de Bilbao. Será la semana que viene, de lunes a jueves, con motivo de la II Semana de la Poesía Vasca, organizada por la revista Zurgai y patrocinada por la BBK. "El año pasado apadrinamos una semana de poesía y las jornadas de homenaje a Blas de Otero, y hemos querido darle continuidad a este proyecto", aclaraba ayer en rueda de prensa Gorka Martínez, director de la Fundación BBK.
Seguir leyendo

domingo, 5 de septiembre de 2010

Jornadas sobre Poesía Vasca de la BBK Organizadas por Zurgai

Un año más la revista de poesía Zurgai organiza nuevamente con el patrocinio de la BBK y en la nueva ubicación de su aula de cultura en Gran Vía nº 11 de Bilbao, las jornadas de "Poesía Vasca". En esta ocasión regresa a ellas la gran rapsoda Tacha Quintanar que nos dejará un paseo por la poesía española y sudamericana. También nos visitarán poetas y escritores como Manuel Vilas, Agustín Fernández Mallo, José Fernández de la Sota, Xabier Lete, Bernardo Atxaga, Pablo González de Langarica y Juan Carlos Mestre que nos presentará una película sobre el pensamiento poético de Antonio Gamoneda como veréis en el Programa adjunto.
Para ver más grande el Programa clicar dos veces sobre él.

viernes, 3 de septiembre de 2010

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Soneto de entrenamiento

"Besas besos de mar, a dentelladas"
Blas de Otero


Entréname, mi amor, tú sabes cómo,
Dame besos para que te dé versos,
Besos de mar, abrasadores, tersos,
Tal como come el mar y yo te como,

besos de sal, versos de tomo y lomo,
versos de los que espumen universos,
besos en la batalla oscura inmersos,
versos que van al sol y caen a plomo,

versos que puedan darnos lo que somos,
besos que nos desnuden en invierno,
besos que suenen sólo aquí en lo eterno,
versos que como el mar domo y retomo.

Dame versos que abracen tu figura,
Para abrasarte hasta en la sepultura.

jueves, 26 de agosto de 2010

Presentación de la trilogía Vasco-Chilena en Bermeo


PRESENTACIÓN DE LA TRILOGÍA VASCO-CHILENA

Intersección Poética (2007)
Arpegios Poéticos (2008)
Crisol Poético (2009)

Presentadora del evento

Sra. Mª Ángeles Pérez Ondiviela
PRIMERA PARTE

RAPSODAS -POETAS

Carmen Martínez- Carmen Martínez
Margari Herrero -Antonio Casado
Lola Lobato -Fernando Zamora
Marvella García- César Fernández
Ane Fernández -Juan Gerekiz
Iñaki Urrutia -Carlos Launaz
SEGUNDA PARTE

RAPSODAS- POETAS

Carmen Martínez -Octavio Fernández
Loly Rubio- David Tijero
José Serna- José Serna
Rosa Mielgo- Begoña Intxaustegi
Lucy Sepúlveda- Lucy Sepúlveda
Iñaki Urrutia- Rosa Mielgo
Día: 02 de septiembre a las 19.00 hrs.
Lugar: Torre Ercilla.
Plaza Torrontero s/n
BERMEO- BIZKAIA

lunes, 23 de agosto de 2010

Soneto de Sergio Oiarzabal

Este es un soneto a la ría de Bilbao escrito por Sergio Oiarzabal y que Ondiviela nos lo remite para celebrar, con él, la Aste Nagusia bilbaína

SERPIENTE VOLADORA EN MIS DESVELOS
(Guardián de Espumas)

Hasta el mar amor la ría es serpiente,
el cielo en sus escamas se refleja,
por los puentes pasa con larga queja
de no encontrar más mundo del que siente.

El mar se piensa en la sed de su diente,
mi vida a su transcurso se asemeja,
porque al nadar su ser de sí se aleja
buscando al fin la huída que le aliente.

Hacia la luna he de volar sobre ella,
serpiente azul con mil ojos que adora
el fondo que en su noche sueña en calma.

Hasta entonces la observo en una estrella,
vigilo por si vuela a cada hora
y así no pierda Bilbao lo que es su alma.

Sergio Oiarzabal

sábado, 21 de agosto de 2010

Acrósticos Aste Nagusia 2010

ASOCIACIÓN ARTÍSTICA VIZCAÍNA

“ACRÓSTICOS ASTE NAGUSIA 2010”

Es sábado día 28 de Agosto, en el primer piso del TEATRO ARRIAGA a las 12 del mediodía
se hará entrega de los “ACRÓSTICOS ASTE NAGUSIA 2010”
a los siguientes artistas elegidos:

JOSÉ LUIS GIL
(Le podremos ver en la obra “SER O NO SER”)

MARTA RIBERA
(En el musical “CHICAGO”)

El ACRÓSTICO a una persona o institución destacada por su “BILBAINISMO”
a recaído en:

“CLUB COCHERITO”
“EL CORREO”
“K. TOÑO FRADE”

En el acto de gran relevancia serán recitados los correspondientes
ACRÓSTICOS
por sus autores y rapsodas de la
ASOCIACIÓN ARTÍSTICA VIZCAÍNA.

¡¡¡ FELIZ ASTE NAGUSIA 2010 !!!

jueves, 19 de agosto de 2010

Email enviado por Sergio Oiarzabal a Mikel Varas

te envío un texto que significa como bien sabes que mi escritura no es Producto si no Proceso, lo que vas a leer lo atestigua, todo sucedió cuando daba clases en la Universidad dee Constanza, en el campus Ovidius, ya que Ovidio falleció allí. Ya me dirás tu parecer.

un fuerte abrazo

sergio


EN El 7º CIELO
(Polifónica Natura)
A Constanza

No encuentro la mano con la cual escribo. Estará despidiéndose del invierno con su chistera morada que esconde un dado, sellando un pacto con el tiempo con un apretón de manos o acariciando parte de tu cuerpo desde ayer. Detrás de las palabras hay campanas de cristal, y dentro de ellas niños jugando al escondite. No significan nada. Ocultan el secreto como Traficantes de Sueños y Magia. Juegan a los disfraces a la hora en que gime una nube traspasada por la espada del sol donde enciendo un cigarrillo, o le prohíbo salir corriendo a mi sombra detrás de mí, para que juegue a las canicas amarillas y verdes y atrape mariposas en un bote tan excesivamente placebo como la Sagrada Familia, Miró, Dalí, Malevich, o el orgasmo.
A lo mejor está haciendo dedo y le ha parado una furgoneta repleta de luciérnagas y cigarras que intercambia besos de descansillo en las barriadas por aplausos de focas sobre un balón que se fugó de casa, siempre atentos a los semáforos en ámbar; pero con qué voluptuosidad arde tu melena, y esos labios tuyos dulces como la uva, carnosos como un sorbo de luz, inolvidables a semejanza de una copa de vino bajo las estrellas que palpitan frente al acordeón del mar negro una noche de primavera. Tal vez con el puño en alto en alguna Huelga General a favor de los derechos de las sillas de ruedas, o con el signo de la paz frente a Cuarteles Militares por puro aburrimiento de silla vacía. Cualquiera sabe, es un experto en capturar estrellas fugaces y lo mismo le han detenido y están fichando sus huellas dactilares. ¡Qué va a ser de mí! Que no vuelva con una alianza, o que me rapen al cero..
Ha nacido en la puerta que le ha tocado. Ya mirar atrás es dejar una chivata. Siempre escribía una frase que tachaba al momento. Nadie sabía cuál era. Se ahorcaría él mismo, pero entonces por un pequeño momento sería su dueño, y él no lo soportaría. No, no..
El silencio de la residencia se ve amancillado por el imposible Dios que nunca le deja hablar, con lo fuerte y grande que tú eres. ¡Cuánto te amo!¡Pero cuánto! Contigo somos más nosotros. Nos empequeñece, regresamos al niño con viudeces, al útero no nupcial, al círculo que lo es todo.
Cuando te ves en la situación de avanzar por la esquina de la izquierda o de la derecha, te has percatado, que escoges la primera, lo cual te hace sentir extrañamente zurdo, si llegas a algo. Por cierto, ¿qué es llegar? ¿y a qué?

Porque tengo 30 y un pico de años más, y me embriago en tus ojos y labios; otoño y sangre; pechos y manos, soles y tximbos; tu vientre y muslos; rosa de luna y arroyos; tus piernas y tus pies, nubes sin patria alguna. Esto es tan sólo un párrafo más, duela lo que duela, en tu raso que no duerme y sueña de todas formas en tu obra.
Ellos dicen que no, no, no, y no, y punto
la última palabra, sea cual fuere, que deje escrita, que haga el amor con la hoja, que forniquen como animales, seré yo. No digas nada, no lo comprenderán. Y si lo lograran ya no queda un bote de diciembre en la cantidad de los espejos, ni las esferas que no cesan de rodar por el aire, o las aves migratorias que nos avisan de que nosotros somos lo que somos, que estamos de paso al igual que ellas.

Amado sea el Alfabeto, lo sea, y todos. Amados sean los Sueños, lo sean. Amadas sean las lágrimas de victoria, lo sean. Amados los secretos, las confidencias, Amadas. Amados sean los amantes, lo sean siempre. Y Amadas sean estas palabras de Amanuense, muy a mi pesar, que no tendrá todo su tiempo, para lo que le dicta Laicono, su Alma.


-Embarcando G19

Sergio Oiarzabal

viernes, 13 de agosto de 2010

Trilogía Vasco-Chilena

PRESENTACIÓN DE LA TRILOGÍA
VASCO-CHILENA

INTERSECCIÓN POÉTICA (2007) ARPEGIOS POÉTICOS (2008)
CRISOL POÉTICO (2009)

CON LA PRESENCIA DE LOS POETAS PARTICIPANTES:
Carmen Martinez, Fernando Zamora, Octavio Fernández, César Fernández,
Carlos “Launaz”, Begoña Intxaustegui, David Tijero, Juan Azpitarte,
José Serna, Lucy Sepúlveda, Rosa Mª Mielgo, Antonio Casado

ACOMPAÑADOS DE LOS RAPSODAS:
Iñaki Urrutia, Ane Hernández, Marbella García, Lola Lobato

MÚSICA. Dúo de violines:
Itxaso Díez - Noemí Santamaría

PRESIDEN EL ACTO:
LA ALCALDESA DE PLENTZIA Dña. Isabel Zarauza Norato
CÓNSUL HONORARIO DE CHILE D. Juan Carlos Pérez de Unzueta.

PRESENTA
Mª Ángeles Pérez Ondiviela

Día. 17 de Agosto de 2010 a las 19 horas
Lugar: Centro Cultural GOÑI PORTAL
Kale Barría, 2. PLENTZIA- BIZKAIA

miércoles, 11 de agosto de 2010

Pérdida del tiempo

Cuando mi nexo con el mundo
lo rompe la desconfianza,
cuando la vida ya no avanza
y pesa el mar meditabundo,

cuando la sombra en lo profundo
muerde, cercena la esperanza,
y en una orilla triste alcanza
la muerte el día en que me fundo;

cuando los pasos se deshacen,
cuando se pierde la mirada,
cuando las horas ya no nacen,

en esta luz deshabitada,
donde no hay ojos que remplacen
la sangre a la carne apagada.



(un soneto perdido que me envía una amiga, escrito hace una década).

sábado, 7 de agosto de 2010

Poema remitido por Ondiviela

A TI SERGIO

“Convoco en mi voz música
más dulce que la muerte”.
( Delicatessen Underground)


Quiero imaginarte
ante el umbral de la eternidad, entre volutas de humo,
eludir la siniestra barca de Caronte,
y en el espejo de tu sonrisa, aceptar
el guiño cómplice de Poussin desde el Parnaso,
donde Apolo y las Ninfas te esperan anhelantes.

Quiero imaginarte
cual sutil alquimista, derramando sobre la tierra
polvo de estrellas, relámpagos de arco iris,
fragmentos de sabiduría:
desde la fusión de fuerzas cósmicas que habitan
incólumes en el fondo de tu ser.

Quiero imaginarte
abrazado por el hálito de los que te quieren
cautivados por la luz que irradia la palabra,
que germina en tu pecho,
y que exhala infinitas imágenes
desde el origen primigenio de la poesía.

Quiero imaginarte
con una lágrima pugnando por brotar, incrédulo,
ante la inmensa llaga que lacera el corazón
de los huérfanos de ti,
de los eternamente sedientos de tu voz.
¡Nunca supiste cuanto significabas para ellos!...

Quiero recordarte
con tu franca y dulce mirada cargada de esperanza,
ante un mundo que no te merecía,
mientras seguías creando, incansable y generoso,
inolvidables poemas que perdurarán
como el más excelso legado que nos pudiste ofrecer.

QUIERO RECORDARTE…
Ondiviela

miércoles, 4 de agosto de 2010

El mar quiere salir del laberinto

"arriba, el intrincado sol"
Borges

El mar quiere salir del laberinto
que es su entraña en lo oscuro, y es por eso
que sus olas anhelan ya ser alas,
y su espuma batalla por ser pluma,
quiere rompiente levantarse pájaro,
y su respiración tiende hacia el vuelo,
y estrella su delirio al infinito.

(Mar estrellado, tienes en tus aguas
el corazón del sol ardiendo siempre.)

lunes, 2 de agosto de 2010

a Sergio. El poeta y la ciudad (revisado)

1
Decidiste largarte de esta ciudad y puede que algún día también yo siga esa dirección



tal como lo planeaste,



sin hacer incomodas maletas que arrastren más pesados escombros,



con el mismo aire melancólico y mortecino del batir de alas de las gaviotas



cuando ingrávidas van al encuentro de los barcos



para que lleguen prendidos a sus mástiles los oxidados nubarrones



a esta ciudad equivocada



en la que perpetuamente parece caer de lado una fina lluvia de mercurio,



orilla final de un continente, al borde de recaer en el martirio y a miles de kilómetros de la absolución,



donde sólo se fracasa en vida, que silencia las voces obligándolas a masticar sus nudillos



hasta convertir las bocas en muñones



y en la que, acabo de darme cuenta, me he quedado



sin cómplice.

2


Decidiste marcharte sin reparar en lo solo que me dejabas frente a esta ciudad



en la que nacimos de madres vírgenes



y, una vez echados los dientes, en la que copulamos en plena calle entre los cuerpos insepultos



de nuestros crímenes observando,



que un viento de otoño prematuro esparce como hojarasca



por las esquinas pidiendo lo suelto a cambio de devolverte al opio de un amor fingido,



sobre los incómodos bancos de los parques durmiendo como ángeles derrocados



el sueño de creerse a salvo de no deber nada a nadie,



al fondo de bares siempre oscuros y ruidosos, bebiendo solo en un rincón,



sujeto a una copa como una bola de cristal que siempre predice un futuro inaceptable,



bajo el gris amanecer, en la doliente intemperie de caminar los muelles tan vacíos de vida



como los bolsillos en los que sólo aciertan a entrar frías las manos,



instante de reencuentro con una momentánea lucidez empeñada en hallar significado



a por qué en esta ciudad parece que siempre queda algo pos suceder,



por qué echa la mano al cuello sin pestañear,



o por qué en los patios de las escuelas juegan en silencio, como escépticos ancianos,



niños que se encojen de hombros como si no tuvieran padres, mientras sus hermanos no nacidos,



huérfanos de promesas, se divierten corriendo y gritando despreocupados por las cloacas



vestidos de primera comunión.


3



Decidiste, solo y sin avisar como cuando se te cruzaba venir a verme, dejar esta ciudad



de ataúdes abiertos,



de casa medio derruidas en cuyas paredes al descubierto sigue aún colgado nuestro retrato,



absurdo y abstracto como el de un pariente lejano, tan irreconocible como nuestro rostro



en el espejo borroso y polvoriento



de un tiempo tozudo que jamás permitirá que volvamos a ser vigorosos y excitados



de mirada retadora,



descubriendo como si camináramos descalzos sus frías y húmedas calles,



sintiéndonos invulnerables y eternos.



Lo hiciste llevándote todo lo que sabes de mí y nunca me contaste, sin echar la vista atrás,



no fuera que contemplar como ardían volátiles las dimensiones del teatro te hubiera hecho olvidar



que para ti fue siempre más importante el argumento de la obra,



rugiendo por tus venas como gasolina en un camión de doce ruedas lanzado por la autopista



a toda velocidad



en mitad de la oscura calima de la ardiente noche, arrollando con los faros como ojos en éxtasis



enjambres de polillas desorientadas,



ungido por la bendita locura de ser antes quien nadie quien encuentre ese exilio de pétalos de amapola,



el parnaso en el que la palabra deja de deambular con sonido de pasos de un fantasma



metido en el pecho



y se reconcilia materializándose real en un ser vivo habitando la vida



eterno.