sábado, 20 de noviembre de 2010

Ángeles y Demonios

 

Hay árboles ardiendo en la otra acera.
Respiro ya ¡YA! ¿Ahora?, aliviada
Cruje el destino a mi derecha
la izquierda se esconde tras el velo.
No me leas cuentos a la intemperie.
Hay carromatos tirados por bestias
Sobresale la conciencia en músculo deforme.
Aire que no avanza,¡corre, corre!. No apaga
Eterna, universal, infinita suspiro, calma.
¿Porqué es tarde?, no, ¿Porqué es pronto?
Arranco tu sonrisa. Hiero tu boca, vomito palabras.
Hay pájaros descansando en el tendido.
Ángeles y demonios. Males y bienes
Plumas extirpadas ¡calla! No les molestes
Silencia el arrullo, morirán temprano.
Hay finales que no acaban al antojo
Desconecta mi salida. Invéntame en tu amnesia
Soy el ave de plumas extirpadas.

4 comentarios:

Octavio dijo...

Me gusta la gra belleza del texto y la impresinante fuerza de las surrelistas imágenes que lo ilustran.
Enhorabuena.

Ondiviela dijo...

MÁGICO CÓCTEL POÉTICO QUE CREA ADICCIÓN.
NO ME CANSO.
FELICIDADES MÓNIKA

Txema Pinedo dijo...

Me encanta, relato desde un manicomio a medio caer...impactante, he dicho que me encanta? asi es.

Nude dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras.