miércoles, 17 de febrero de 2010

Reflexión


Encontré pieles añejas, somnolientas ,hambrientas de versos nuevos para engordar los vacíos. Los mismos, sin caras nuevas, ni pieles tersas, ni bisoñadas voces que marcaran la diferencia.

Cuerpos en estrecho espacio, cabezas repeinadas, aroma ajado, sentidos expectantes, aplausos desparramando gritos. Gritos que llegaban a mis oídos sin armonía, desafinados, un poco autómatas, si me permiten, con poco eco. Agradecida por conocer y reconocerme en lo que soy. Yo colecciono minutos para escribir sobre ellos.

El silencio pudo conmigo…quizá en otro momento declame a los cuatros vientos y entonces me sienta libre como libre son los sueños.

10 comentarios:

Oiarzabal dijo...

Algo parecido me ocurría a mí en el Boulevard, es otra historia, pero no puedo dejar de añorarla de vez en cuando.

Idoia dijo...

Fue muy grata vuestra preasencia y te doy la enhorabuena por lo satisfecha que estas de ti misma.
Así se vive mucho más feliz.
Saluditos

Ondiviela dijo...

Fue muy grata vuestra presencia.
Y te doy la enhorabuena por lo satisfecha que estas de ti misma.
Así se vive mucho más feliz.
Saluditos

Anónimo dijo...

Bienaventurados los que se creen únicos; los que creen haber encontrado la piedra filosofal y el elixir de la eterna juventud, los encantados de haberse conocido
("Agradecida por conocer y reconocerme en lo que soy. Yo colecciono minutos para escribir sobre ellos"), porque ellos serán lo primeros en darse el gran porrazo cuando se caen de su propio engreimiento.

Nude dijo...

Vale me habeís interpretado mal,bueno no, mal no, peor.Lo siento no soy muy buena escribiendo.Formando.
A ver si soy capaz de explicarme mejor."Agradecida por conocer" me refería que estaba muy agradecida por dejarme entrar y ver y escuchar pues la edad cuentan muchas vivencias y en "reconocerme", me refería a cómo me veía a mi misma con esos años.
Lo demás no tiene ningún sentido periorativo.Bueno, sólo los que me conocen, saben cómo soy y menos engreída cualquier cosa.
Mis disculpas :)

Nude dijo...

Y aclaro...
Que nunca voy a lugares como estos,que todo es nuevo para mi y lo que intento es aprender.Hoy por ejemplo, he aprendido que tengo que definir mejor lo que pasa por mi cabeza y que el agradecimiento a veces se interpreta de muchas formas.
Sigo pensando que en lo añejo está la sabiduría.Doy gracias por tener a mis padres,tan "añejos" y queridos de los que aprendo.
(Os lo dice una Gerocultora)

Anónimo dijo...

Siempre se aprende algo, yo desconocía esta forma de agradecemiento...

Las palabras nos retratan.

Jokin Gonzalez dijo...

En la claridad no yubyace nada; por
eso digo: De puta madre por lo expresado y especialmente lo sentido.

jordi dijo...

Seguro que vales más de lo que demuestras. Lo contrario sería triste

Anónimo dijo...

Navegando por estos mares he llegado a este puerto en el que me encuentro a una joven sirena de escamas "tersas" "marcando la diferencia con las "añejas" de su alrededor, sin darse cuenta que algún día se encontrará "hambrienta de versos nuevos para engordar los vacíos"

Yo estuve allí, bella sirena, y encontré generosidad, amistad y respeto, eso nunca se vuelve "añejo".