miércoles, 19 de enero de 2011

Un poema de Ritxi Póo

A Sergio Oiarzabal
(“… barrendero de palabras…”)

(AQUELLAS PALABRAS)

Llueve, llueve, llueve…
Arrecia indolente
esta lluvia.
No calla.

Ensombrecida tromba
de replicantes palabras
que salpican,
resbalan
por el cristal empañado
de nuestra desgana.

Me ahoga este aire,
su humedad charlatana.

Somos
soledad mojada.

Y llueve. Sigue lloviendo.
Llueve…
Llueven
tan frías
palabras…

reincidentes esculpen
nuestra insignificancia,

vencidas se escurren
en ríos sin vida
que barre el olvido
hasta el mar sepultado
de las alcantarillas.

Otras
- mi duelo son otras
encarnizadas palabras -
nos llueven por dentro,
emponzoñan el alma,
apalabrean el tuétano
del desaliento.

Y esas,
aquellas palabras…
imposible olvidarlas,
no, no hay,
no…
no hay quien las barra.

Ritxi Póo

4 comentarios:

Nude dijo...

Fantástico Ritxi!!..."aquellas palabras imposible olvidarlas".
Esperamos leerte más a menudo por aquí y por allí.También escucharte,he oído que tienes una voz preciosa para declamar ;-)

Gerardo dijo...

Enhorabuena. Precioso!!!

Anónimo dijo...

Se encienden las farolas,
la noche está al caer,
si no te importa nena
contigo me quedaré....
ruuun papa ruuun papa ruuuun papa ruuun... :D

Anónimo dijo...

Muy bueno. Jesús