sábado, 26 de febrero de 2011

Un poema de Asier Triguero

A TI
“Hank abrió los ojos y comprobó que todo NO había sido un jodido sueño…”
“Hijos del Amanecer”

A ti,
que viniste, modesta,
diluida en el aire que entraba por mi ventana
de banda ancha.
Yo a través de ella ya me había ido
pero posaste tu mirada en mis letras
cuando vacío estaba el semántico nido.
Yo, buscador.
Tú, me regalas.
Yo, viendo insufladas de color mis palabras,
antes grises
a veces blancas.
Tú, pincelando de sonrisas mis minutos.
Yo, feliz, viendo cómo hasta el segundo
saca sus frutos.

A ti,
que tu atención hace que no pare,
que no gripe ante el crudo invierno.
La fuerza del directo nos dejó sin palabras
y ante la dificultad de la expresión
el silencio se mostró como óptima opción.
Ojalá el wifi entendiera de tacto
y me librara del impacto
de generar una sonrisa que aunque invisible,
sé, que para ti,
se torna sensible.

La única ciencia,
la deconstrucción del kilómetro.
La única creencia
que no haya más de un metro
entre el océano que compartimos
y los momentos que vivimos.

Te lo dije.
Estarías aquí mucho antes,
de que nuestras ansias de ver
conviertan los martes
en días dignos de ser.

Asier Triguero

2 comentarios:

Nude dijo...

Me encanta Asier :)

Asier Triguero dijo...

Muchas gracias Monika.