miércoles, 12 de mayo de 2010

Toy Soldiers

video

Estoy hasta las tetas de sus largos discursos, con tanto recurso me cabrean, me incitan, desesperan, no quiero ni oír hablar de política, ni de reglas que me invitan, ni de gobiernos machistas, narcisistas, anarkistas,Me revuelven las entrañas¡ que caña!, yo no me creo nada, ni de ellos ni de ti que sintiéndote de la otra parte también sin escrúpulos repartes,
información que clasificas,¡¡mírate!! eres un artista clasicista, clasista, sentado en tu mundo del revés, ¡ver para creer!.Resuelves tu mundo en mi pies arreglando pasajes de él, no te escucho, no te oigo, no lo sé, mis palabras carecen de lo que tú puedas entender, sustraer, resolver para sentirte mejor con tu odioso y banal imperialismo sin realismo, tu extraña forma de hipnotizar,¿Tienes algo que objetar?,levántate del alquitrán deja ya de luchar, todos sois iguales sin ningún derecho, de echo ese viene siendo tu lamento como el de ellos, políticos de renombre, luchadores de la calle o gente sin techo ¿¡Qué cojones he hecho para estar aquí, allí,!? si mi mente no quiere comulgar, ni enfrentar, ni matar, solo flotar para vivir, sentir ,distribuir, escribir otras reglas no estipuladas ni amañadas, libre, libre en mis silencios que no tienen desprecio ni precio, callo, cuando hablan encierro mis ideas locas, rebotan, y dicen: ¡¡IDIOTAS!!,que mañana vas a morir, deja ya de discutir, de intervenir, o déjame a mí, que no os quiero ya ni oír, ni a ellos, ni a ti…¡Que locas! ,ambición, posesión, regresión, estado de sitio ,del mío, mi espacio, mi giro, mi enervado consultorio del abismo, sal de aqui y déjame con mi hedonismo que siempre es mío y así te lo digo por que ahora soy yo la que escribo.Soy libre por que quiero, ellos opinaran que es encierro, tú verás barrotes en mis cabellos, ¡que empeño!, deja de pisar la hierba que me fumo, de tirarme piedras o mandar verdugos, déjame ser como soy aunque esté en tu camino o sea tu triste destino, que soy libre por que quiero aunque tu seas ahora mi camello, mi niño bello, mi pequeño gran hombre-colega el que espera, por las palabras que escribo sin ningún prejuicio desespera.No hay guerra,no hay guerra que valga una canción sin emoción, pequeños...pequeños soldados manipulados.

2 comentarios:

j.arnaiz dijo...

Duras imágines y duras, a la vez que justas, palabras bellamente expresadas. Es una lastima que a las personas, si lo son, a las que diriges tu discurso sean incapaces de escucharlo a pesar de que los oyen continuamente; pero saben muy bien hacer oídos sordos a verdades y sentimientos cono el de NO A LAS GUERRAS que proferimos en nuestros gritos silenciados por el sistema y aquellos a quienes los pueblos y las personas de verdad seguimos dándoles el poder con los votos.

paulino gómez dijo...

Estoy junto a ti en este poema duro y gráfico para quienes nos dominan con sus medios: Sus palbras engañosas y diplomáticas,
sus armas en los ejércitos y sus políticas económicas contra nosotros, pobres humanos, que vivimos a sus pies. Yo también estoy hasta las tetas y hasta un poco más.