lunes, 30 de abril de 2012

Un poema de Javier Arnaiz


Quisiera ser libre.

Volar la noche eterna
sobre los cienos endurecidos
de los tiempos.
Deambular, como ayer,
las calles salpicadas de farolas,
hacerme pequeño en el ínterin del espacio
y caminar por entre los lobos de la noche
participando del banquete báquico de la tabernas.

Quisiera partir desde el cenit de los soles,
bajo las nubes grises de la tormenta,
hasta la triste luz de los bares apagados
donde suaves lámparas, iluminan
la dulzura de los sexos perturbados
con el sabor amable de néctares y palabras vacuas.

Y llegar al amanecer tranquilo,
ebrio de músicas y alcoholes,
somnoliento de cansancio y esperanza
caminando hasta el silencio de mi alma.

Javier Arnaiz

5 comentarios:

Ondiviela dijo...

Poema que me trae a la memoria a J. A. Goytisolo, Jaime G. de Biedma, C. Barral… ¡Muy logrado, Javier!.
Un abrazo

Julio dijo...

Deberías prodigarte más con tus poemas, Javi; la calidad de lo que leemos lo justifica y hasta lo exige. Ánimo.
Salud.

j.arnaiz dijo...

Como se nota que sois amigos. Yo también os quiero
besos

RITXI PÓO dijo...

Gracias por tu poema. Me alegra seguir conociendo tus versos. Un abrazo!

A. de Prado dijo...

Veo que algo escribes.
Un abrazo