viernes, 21 de agosto de 2009

Deseo (+18)


Me perdí como las olas en tu mar infinito bebiendo de tu boca salinas que otros besos posaron, me inventé un crepúsculo nocturno, alevoso, errático y en su corto tiempo probé el temperar de tus labios.
Perdida sumergí mi vientre lampiño en la oquedad de tu perfume huérfano, aproximando mi lengua indómita con la intención de hacerte preso, férvido consumiste la inseguridad solapada con tus vehementes jadeos. Y mis pechos y mi boca, y mis dedos retuvieron el preludio de tu sinfónico deseo.
Y perdida en tu mar infinito inventé un crepúsculo cómplice, te inventé a ti para saciar la lujuria que emanaba inexorable por los limites de mi sexo. Y te perdí amor, te perdí entre sabanas ocultas que abrazaban a mi cuerpo.

Mónika Nude

5 comentarios:

Safo dijo...

Un poema patéticamente erótico y poéticamente esdrújulo.
"El adjetivo que no da vida, mata"
Vicente Huidobro.

Nude dijo...

No sabía que era un poema...para gustos se hicieron los colores.En la diversidad nos movemos.
"La gente sueña cosas y dice:- ¿Por qué?-,pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo:-¿Por qué no?.
George Bernad Shaw

Anónimo dijo...

ESTÁ BIÉN; LO QUE BIÍEN ESTÁ

Anónimo dijo...

ESTÁ BIÉN; LO QUE BIÍEN ESTÁ

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Guauuuuchi!... ¿nos pueden servir algo fresco? En fin, a subido un poco la temperatura. Seguiremos leyendo los otros posts.
Saludos.